Las ayudas a empresas vuelven a dividir a los socios de Gobierno

UP pide al PSOE que las partidas se administren directamente a las compañías más afectadas

08.03.2021 | 13:12
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la ministra de Igualdad, Irene Montero, en un acto con motivo del 8-M.

La guerra interna entre los dos socios que componen el Gobierno español, PSOE y Unidas Podemos, sigue su curso, con enfrentamientos a diario y críticas en público entre las dos formaciones. El lunes, fue el turno de un choque por motivos económicos; en concreto, por el fondo de 11.000 millones de euros para empresas que el Consejo de Ministros prevé aprobar hoy. A este respecto, la coalición morada defiende que 8.000 de esos millones sean ayudas directas a las compañías más afectadas por el covid-19.

De esta forma, los de Pablo Iglesias vuelven a intentar enmendar la plana a los socialistas y, en un documento de la Vicepresidencia de Derechos Sociales que lidera el propio Iglesias, apuesta por un plan de rescate "más centrado en ayudas directas" y menos en la reestructuración de las deudas. "Hay que llegar con eficiencia y rapidez al tejido empresarial con problemas de solvencia", plantea el texto.

Para ello, la vicepresidencia segunda plantea que, en lugar de conceder las ayudas por sectores, la mayoría del fondo de 11.000 millones se administre sin intermediarios a las compañías más afectadas por la crisis económica que ha generado la pandemia del covid-19. No es la primera vez que Podemos pide destinar directamente a las empresas dicha cantidad de 8.000 millones de euros. Ya en febrero, la formación morada lo reclamó en sendas cartas enviadas a la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Ahora, los de Iglesias insisten en esa vía en el documento interno de la Vicepresidencia de Derechos Sociales: "Las ayudas directas deben ser accesibles para todas las empresas, al margen del sector en el que se encuentran, y la condición para acceder debe pasar por la comprobación de una caída drástica (30%-40%) de su facturación en 2020 con relación a 2019".

En el caso de las empresas que cumplan esta condición, Unidas Podemos cree que podrían acceder a cubrir hasta un determinado porcentaje de sus costes fijos de alrededor del 70% u 80%. En este sentido, el informe de la vicepresidencia que dirige Pablo Iglesias expone que estas ayudas directas "no deben orientarse a cubrir costes variables de las empresas", pues en la actualidad ya hay otros instrumentos desarrollados para ello como los ERTE.

"La reestructuración de las deudas del ICO en muchas empresas va a resultar inevitable, pero convendría en este momento posponer el proceso de reestructuración hasta que se asiente la recuperación. La incertidumbre económica actual dificulta mucho un diseño apropiado de los patrones de reestructuración", ahonda el análisis de la Vicepresidencia Segunda que, por el momento, es visto con escepticismo en la parte socialista del Ejecutivo español. En esta línea, alerta de que la reestructuración de la deuda, tal y como está planteada en el proyecto actual del fondo de ayudas, "en este momento solo va a beneficiar" aquellas empresas que optaron por endeudarse utilizando estos créditos, "que no son necesariamente las que ahora tienen más problemas de solvencia".

'Ley trans'


Más allá de las discrepancias económicas, el lunes también volvió al primer plano uno de los principales choques en materia social entre los socios del Gobierno: la llamada Ley Trans, que los morados aseguran que Carmen Calvo está bloqueando, en una maniobra para impedir su aprobación en el Consejo de Ministros.

A este respecto, la titular de Igualdad, Irene Montero, reclamó directamente al PSOE que "desbloquee de una vez" el proyecto de ley. A su juicio, las personas transexuales "no pueden esperar" y "sus derechos no son negociables". Por ello, la ministra expresó su deseo de iniciar cuanto antes la tramitación del proyecto de ley para "poder ver cuál es el debate público y escuchar a todo el mundo con la oficialidad y rigor que exige" una ley de Gobierno de estas características. "Si le pido al PSOE que desbloquee ya la Ley Trans es porque la forma que tiene el Gobierno de debatir las iniciativas legislativas con la sociedad civil es precisamente su tramitación", resumió.