"Non dago Mikel?": 20 días dramáticos en un ejercicio de memoria histórica y reivindicación

"No incluimos el audio en el documental porque era abrir un 'melonazo' lleno de datos, y para eso ya está el periodismo. El cine está para otra cosa. Queríamos mover la verdad generando empatía en el espectador"

24.02.2021 | 15:14
Amaia Merino y Miguel Ángel Llamas "Pitu", con el cartel de "Non dago Mikel?"

'Non dago Mikel?' (¿Dónde está Mikel?) es una película tan demoledora como necesaria. Un ejercicio de memoria histórica y una reivindicación de reconocimiento de una realidad, la práctica de la tortura en la lucha antiterrorista en el Estado español, que es hora de que empiece a dar sus frutos.

En la recta final de la cuenta atrás para un estreno que se prevé exitoso, Amaia Merino y Miguel Ángel Llamas 'Pitu' han presentado este miércoles en Golem Yamaguchi su documental, en medio de la expectación y el interés mediático generados tras haber saltado a la luz pública, el pasado lunes, los audios en el que el guardia civil Pedro Gómez Nieto explica al excoronel del CESID Luis Alberto Perote que Mikel Zabalza murió torturado.


Una prueba que los directores no han querido incluir en su película. "No quisimos entrar en el camino judicial porque era abrir un 'melonazo', lleno de datos, y para los datos ya están los periodistas. El cine está para otra cosa. Nosotros hicimos una apuesta clara a la que teníamos que ser fieles.

Decidimos que la mejor forma de mover un poco la verdad de lo que había pasado era contando lo que había pasado, y que para eso teníamos un muy buen material de archivo, teníamos el testimonio de Ion Arretxe y la transmisión dentro de la familia que simboliza de hecho la transmisión misma de memoria histórica que puede suponer una película. Y que si nos adscribíamos a eso íbamos a generar en el público la empatía, el ponerse en el lugar de, y tal vez ayudar a que cada uno de nosotros nos hagamos preguntas profundas sobre la tortura y su utilización, que es lo realmente importante. Estos audios sucedieron un tiempo después del momento histórico en que termina la película, y si nos metíamos por ahí no sabíamos adónde nos podía llevar. Así que decidimos dejar fuera todo el asunto judicial. Tenemos la sospecha de que hemos acertado, porque, mira, magia, el audio ha salido por otro lado y eso de alguna manera ayuda, tal vez es más potente que una película", reflexiona Amaia Merino.

20 DÍAS DRAMÁTICOS

'Non dago Mikel?' es la crónica viva de los veinte días dramáticos de noviembre de 1985 que mediaron entre la desaparición de Mikel Zabalza tras ser detenido por la Guardia Civil y el hallazgo de su cadáver en el río Bidasoa. El joven de Orbaizeta, chófer de autobús en Donostia, fue detenido junto a su novia, Idoia Aierbe, dos de sus hermanos y otras personas en una operación antiterrorista de la Guardia Civil y fue trasladado al cuartel de Intxaurrondo, en la capital guipuzcoana. El resto de detenidos, que denunciaron haber sido torturados, fueron puestos en libertad sin cargos, pero Mikel desapareció, según la versión policial al huir cuando había sido llevado por los agentes al lugar cercano al Bidasoa donde se hallaría un zulo de ETA.

Su desaparición despertó un clamor popular en las calles de Navarra y la CAV, en las que no dejaba de repetirse la pregunta que da título al documental: 'Non dago Mikel?'. El cuerpo fue hallado veinte días después en aguas del río Bidasoa. El documental, de 80 minutos de duración y fruto de diez años de trabajo, recoge testimonios, en euskera y castellano, de la madre de Mikel, Garbiñe Garate, de su novia, Idoia Aierbe, y de Ion Arretxe, detenido asimismo en esta operación de la Guardia Civil. Los tres ya han fallecido y a ellos está dedicada la película, que se estrena este viernes en 13 salas de cine de Pamplona, Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Madrid, Barcelona y Burgos.

Sorprende la gran cantidad de grabaciones muy cercanas del caso que han podido rescatarse para el documental. "Es algo insólito haber encontrado todo este material, la mayoría de ETB, que no solo hizo una cobertura impresionante de lo que pasó en aquellos veinte días, sino que guardó además todos los brutos de cámara, los originales sin editar, y eso nos ha permitido ir haciendo una crónica viva, de sentimiento, de cómo fueron pasando las cosas y cómo se vivieron entonces", destaca Amaia Merino.

Miguel Ángel Llamas 'Pitu' asegura que, viendo la película y cuál era la versión oficial, sorprende que no se llegara a juzgar a ninguno de los responsables de la muerte de Mikel Zabalza. "Más fueron las investigaciones periodísticas las que aportaron algo de verdad en el asunto que la investigación judicial", lamenta, poniendo en valor que la lucha de la familia de Mikel a lo largo de todos estos años ha permitido conseguir cierta " justicia popular", porque "a día de hoy todo el mundo cree que nos mintieron y eso tiene quizá más valor que una sentencia judicial contra unos responsables a los que el Gobierno de turno sacará de la cárcel a los tres o cuatro años, como pasó con Galindo, condenado por las muertes de Lasa y Zabala y que a los 4 años de cárcel ya estaba en su casa y con una pensión de por vida del Estado", denuncia.