Un fotógrafo de DEIA, agredido durante los incidentes en Bilbao

21.02.2021 | 18:23
Agresión al fotógrafo de DEIA, José María Martínez, en la manifestación pro-Hasél.

José Mari Martínez, fotógrafo de DEIA, ha sido agredido esta mediodía durante los incidentes tras la marcha en Bilbao en favor del rapero Pablo Hasèl. Así, un manifestante le ha propinado un puñetazo en la parte trasera de la cabeza mientras cubría los disturbios en los alrededores en la Gran Vía.

Los hechos se produjeron alrededor de las 13.30 horas en la intersección de la calle Marqués del Puerto con Gran Vía, cuando Martínez realizaba su labor periodística fotografiando la quema de contenedores por parte de grupos de radicales que participaban en las protestas por el encarcelamiento del rapero Hasél. Sin mediar palabra, una persona sin identificar le ha propinado un golpe en la cabeza antes de echar a correr.

Martínez, que se encuentra bien y no ha necesitado atención médica, relata cómo, al término de la manifestación en Moyua, un grupo reducido ha comenzado "a destrozarlo todo" y, cuando se ha acercado a fotografiar los ataques al mobiliario urbano y la quema de contenedores, un grupo de encapuchados han comenzado a recriminarle por tomar imágenes de los actos vandálicos.

"Me han venido por detrás chillando para que parara de sacar fotos a la quema de contenedores y uno de ellos me ha pegado por detrás e inmediatamente se ha ido corriendo", relata el profesional de este diario.

Afortunadamente, el fuerte golpe propinado entre la oreja y la nuca no ha provocado heridas a José Mari Martínez, que lamenta que "cuatro energúmenos destrocen" una movilización que "en su mayor parte ha sido pacífica y bien organizada" y empañen así la reivindicación "atacando a profesionales que estamos allí únicamente para contar la noticia".

Por el momento, el encapuchado que ha agredido al fotógrafo de DEIA y que se ha dado a la fuga acto seguido no ha sido identificado por las autoridades.

Por su parte, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha trasladado su solidaridad con el profesional agredido y con este diario. En su condena de los actos violentos en las redes, el regidor ha trasladado su "no inequívoco" a los "ataques a los profesionales de los medios de comunicación".