Urkullu defiende la labor de Sagardui frente a las acometidas de la oposición

El lehendakari respalda a la consejera de Salud ante las vacunaciones irregulares y asegura que continuará en el cargo

06.02.2021 | 01:23
El lehendakari, Iñigo Urkullu, conversa con el parlamentario de PP+C's Luis Gordillo en un momento del pleno de control celebrado ayer en la Cámara de Gasteiz.

El pleno de control del Parlamento Vasco de ayer se convirtió en una sesión monográfica sobre el coronavirus y la actuación de la consejera de Salud ante las vacunaciones irregulares. Frente al acoso de los grupos la oposición, Urkullu mostró su total respaldo a Gotzone Sagardui, quien, según aseguró el lehendakari de forma taxativa, seguirá en el cargo.

En la sesión, el lehendakari respondió a preguntas de la oposición referidas a este caso, por el que EH Bildu, Elkarrekin Podemos-IU, PP+C's y Vox reiteraron que Sagardui debe dimitir por lo ocurrido. Ante esta postura maximalista de la oposición, Urkullu aseguró que Sagardui "ha dicho toda la verdad" sobre lo ocurrido y, en referencia a las peticiones de dimisión, explicó que "lamentablemente" está "acostumbrado" a esta actitud por parte de la oposición. Frente a esas demandas, el jefe del Ejecutivo vasco reiteró su "total apoyo" a la consejera, de quien dijo que ha actuado "con total transparencia".

Según explicó el lehendakari, una vez tuvo conocimiento de las vacunaciones irregulares, Sagardui adoptó medidas "inmediatamente" y reclamó a los directores de los hospitales de Santa Marina y Basurto que abandonaran el cargo tras salir a la luz que habían recibido la vacuna.

Además, subrayó que la responsable de Salud ha comparecido en dos ocasiones ante el Parlamento para aportar "toda la información" sobre este caso, y que "de ninguna manera" ocultó el problema. De hecho, destacó que Sagardui reconoció "algunos fallos" en el proceso de vacunación, por lo que anunció cambios organizativos para evitar que se repitan.

Actuación rápida 

Por ello, Urkullu destacó que Sagardui "está en condiciones" de seguir en el cargo y que "así lo hará". "La actuación ha sido rápida y contundente; informó al Parlamento con total transparencia; ha dicho la verdad", manifestó el lehendakari, quien expresó su "rechazo" a las "acusaciones falsas" que se están realizando "a sabiendas" en torno a este tema.

Asimismo, recordó que en Euskadi se han administrado ya cerca de 50.000 dosis de la vacuna, y que los protocolos "se están cumpliendo", con la excepción de las "dos irregularidades graves, en referencia a las vacunas administradas a los ya exdirectores de Basurto y Santa Marina.

El lehendakari, además, afirmó que la estrategia de vacunación por la que ha optado el Gobierno vasco, destinando una parte significativa de las vacunas a mantener una "reserva estratégica" frente a posibles problemas de abastecimiento, se ha revelado como "muy adecuada".

El máximo responsable del Ejecutivo autonómico afirmó que "a quien más daño está ocasionando esta situación es a la propia estructura de Osakidetza y a sus profesionales por el proceder de dos directores con responsabilidad pública". Asimismo, reconoció que "no se puede garantizar que no haya errores o comportamientos irregulares". "No hemos ocultado o negado errores o disfunciones; sabemos que se pueden volver a producir y espero que no sea en el cumplimiento de los protocolos establecidos", indicó.

Firmeza de Sagardui 

También tomó la palabra la propia consejera de Salud quien insistió en que "en ningún caso" asume la responsabilidad de la vacunación irregular de los directores gerentes de Santa Marina y Basurto.

Gotzone Sagardui reiteró que no estaba al corriente de que el exdirector de Santa Marina, José Luis Sabas, iba a inocularse la vacuna e insistió en que no mantuvo con él una "conversación" sobre la vacunación en ese centro, sino que "fueron mensajes de Whatsapp". "Estas cosas no se resuelven por Whatsapp, sino frente a frente, que es lo que hizo la directora general de Osakidetza al día siguiente (de conocer la vacunación de los dos directivos): ir a los hospitales y hablar con los dos gerentes", apuntó.

La oposición, en sus trece 

Pese a las reiteradas explicaciones de Urkullu y Sagardui, los grupos de la oposición insistieron en demandar el cese de la consejera de Salud. Por EH Bildu, Rebeka Ubera denunció las "medidas verdades", la "falta de transparencia", y las "mentiras" de la consejera. Ubera aseguró que los responsables de Santa Marina, incluido el propio exdirector, contaron con el "permiso" de Osakidetza y del Departamento de Salud para obrar de esa manera. Por ello, aseguró que Sagardui está "inhabilitada". "¿Un lehendakari puede proteger a una consejera que ha mentido al Parlamento y a los ciudadanos?", preguntó a Urkullu.

La portavoz de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi, acusó al Gobierno de utilizar los "incidentes callejeros" como "cortina de humo" ante el escándalo de las vacunas privilegiada. "En Euskadi se ha vacunado ilegalmente y se han vacunado exconcejales de su partido político y altos cargos médicos", afirmó.

Desde PP+C's, Carlos Iturgaiz criticó que el lehendakari hable de dos vacunas irregulares, "cuando se trata de decenas" y señaló que la consejera "debería ser ya exconsejera".

Por su parte, la parlamentaria de Vox Amaia Martínez reiteró que Sagardui debe dimitir por el "terremoto" que ha supuesto este caso.

elevar consultas

Sagardui pone el caso en manos de la comisión ética

Compromiso. Ante la Cámara de Gasteiz, el lehendakari Urkullu desveló que la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha elevado una consulta a la Comisión de Ética Pública del Gobierno vasco, un organismo dedicado a analizar el cumplimiento del Código Ético y de Conducta establecido por el Ejecutivo autonómico para sus cargos. La consejera, según aseguró el lehendakari, ha informado a la referida comisión sobre "hechos y decisiones" relacionados con las vacunaciones irregulares. En este sentido, Urkullu afirmó que "todos los cargos" del Gobierno autonómico "estamos comprometidos con un código ético" cuya evaluación –según recordó– corresponde a la Comisión de Ética Pública. La comisión está adscrita al Departamento de Gobernanza Pública y Autogobierno y está compuesta por cinco personas bajo la presidencia de la consejera de Gobernanza Pública y Autogobierno Olatz Garamendi. Los otros cuatro componentes son José María Armentia, viceconsejero de Función Pública; Elisa Pérez Vera, Txetxu Ausín Díez y Alberto Saiz Garitaonandia, director de Gabinete y Comunicación.

"La consejera [Sagardui] ha comparecido dos veces en el Parlamento y no ha ocultado nada"

Iñigo Urkullu

Lehendakari

"En ningún caso asumo la responsabilidad del mal uso de las vacunas por dos altos cargos"

Gotzone sagardui

Consejera de Salud

"¿Un lehendakari puede proteger a una consejera que ha mentido al Parlamento?"

Rebeka ubera

Parlamentaria de EH Bildu