EA llegará al congreso de EH Bildu sin opciones de arreglo entre los sectores enfrentados

Los críticos aprecian incoherencias en los testimonios de la vista del martes

20.01.2021 | 00:53
Maiorga Ramírez.

El martes se celebró la vista en los juzgados de Gasteiz en la que comparecieron como investigados dos dirigentes del sector oficialista de Eusko Alkartasuna, Iker Ruiz de Egino y Mariano Álava, en relación con una supuesta falsedad documental en el juicio que el pasado mes de junio enfrentó a las dos partes y en el que la Justicia dio la razón a la actual dirección.

Sin embargo, los críticos presentaron una nueva denuncia que ha desembocado en este nuevo proceso judicial cuyo primer capítulo tuvo lugar el martesy evidencia que la fractura entre los dos sectores de la formación socialdemócrata es de muy difícil arreglo. Por ello, el partido llegará completamente enfrentado al congreso de EH Bildu, que se antoja clave para la estrategia a futuro de la coalición de la que forma parte EA y en la que ha ido perdiendo peso progresivamente en los últimos años.

De cara a este proceso de renovación de la coalición, que culminará en el mes de mayo, los sectores de Eusko Alkartasuna mantienen posiciones muy diferentes. Mientras los oficialistas liderados por la secretaria general Eba Blanco defienden continuar como hasta ahora en EH Bildu, los críticos quieren intentar tener más peso y más libertad respecto a Sortu.

En la vista del martes se volvió a evidenciar que cualquier intento de conciliación entre las partes es por el momento inviable. Según ha podido saber este diario, el sector crítico aprecia incoherencias en los testimonios que prestaron Iker Ruiz de Egino y Mariano Álava en los juzgados de Gasteiz. Creen que realizaron unas declaraciones no coincidentes con las que mantuvieron en el juicio celebrado en junio del pasado año, donde no comparecieron como investigados sino como testigos.

En ese sentido, el sector conocido como garaikoetxeista –por contar con el apoyo del exlehendakari y fundador del partido Carlos Garaikoetxea– presentará en los próximos días más documentos en sede judicial y solicitará la realización de diferentes pruebas periciales para intentar esclarecer si hubo comisión de delito.

Por su parte, el sector oficialista optó por guardar silencio sobre el transcurso de las comparecencias de Ruiz de Egino y Álava, pero sí valoró antes de la vista la situación que atraviesa la formación socialdemócrata. En una nota de prensa, la Ejecutiva de Eba Blanco acusó a los críticos de organizar una "performance" con este nuevo proceso judicial "para hacerse con la dirección del partido".

En la misma línea, lamentan que el sector que lidera Maiorga Ramírez es "capaz de cualquier cosa" para tomar las riendas de la formación, como "acusar falsamente a dos miembros de la dirección por lo penal". Asimismo, Eba Blanco dice estar dispuesta a insistir en el "diálogo interno" y asegura que todas las actuaciones de su Ejecutiva han respetado "escrupulosamente" la ley.

Respecto al proceso de cara al congreso de EH Bildu, que ya ha comenzado y se desarrollará en los próximos meses mediante asamblea y debates internos, los oficialistas de EA lamentan que el partido no esté pudiendo realizar aportaciones con normalidad debido a la situación de enfrentamiento que vive. "El sector crítico nos obliga a pisar más juzgados que alkartetxes, siendo el partido quien sale perdiendo", lamentan, antes de añadir que seguirán "trabajando para cohesionar EH Bildu".

Así las cosas, EA llegará al congreso de la coalición soberanista en plena fractura interna y sin dilucidar cuál es el papel que quiere jugar a futuro en EH Bildu.

noticias de deia