Euskadi no estudiará de momento una "tasa covid" para las rentas altas

El Parlamento Vasco ha tumbado esta propuesta al votar en contra PNV, PSE, PP+Cs y Vox

17.12.2020 | 11:16
Euskadi no estudiará de momento una "tasa covid" para las rentas altas

El PNV, el PSE-EE, PP+Cs y Vox han rechazado este jueves, en el Parlamento Vasco, una propuesta de EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU para establecer una tasa extraordinaria covid-19 a las empresas y personas con "mayor capacidad económica", con el objetivo de destinar los ingresos obtenidos por esta vía a dar respuesta a las necesidades generadas por la pandemia.

El pleno del Parlamento Vasco ha debatido este jueves sobre este asunto a propuesta de EH Bildu, aunque la enmienda acordada por esta formación con Elkarrekin Podemos-IU ha sido rechazada, y en su lugar se ha aprobado una iniciativa del PNV y el PSE-EE.

El texto acordado por 'jeltzales' y socialistas ha sido aprobado con el voto en contra de EH Bildu y Elkarrekin Podemos, mientras que PP+Cs y Vox se han abstenido en la votación. La enmienda, que ha salido adelante gracias a la mayoría absoluta que suman el PSE y el PNV, insta a las Juntas Generales de los territorios históricos, que son las instituciones competentes en materia fiscal, a que "desarrollen y culminen" el proceso de revisión de los resultados de las reformas tributarias de 2014 y en 2018.

En la enmienda se pide que, en el momento en el que los indicadores económicos se hayan estabilizado, se incorpore a dicho análisis los elementos derivados de las consecuencias económicas de la pandemia.

REFORMA "PROFUNDA"

En la iniciativa consensuada por EH Bildu y Elkarrekin Podemos, rechazada al recibir el voto en contra del resto de formaciones, se planteaba la necesidad de abordar de forma "urgente" una reforma fiscal "profunda", con el fin de establecer una política tributaria "más progresiva, equitativa y justa", con la que hacer frente a las consecuencias de las covid-19.

Además, y mientras se lleva a cabo dicho proceso, la propuesta planteaba que las Juntas Generales de los tres territorios históricos impulsaran de forma "inmediata" la creación de una tasa extraordinaria covid-19.

El objetivo de esta tasa sería contribuir a hacer frente a las necesidades de financiación de las instituciones "en los próximos meses y años". EH Bildu y Elkarrekin Podemos planteaban que esta tasa se articulara a través de un recargo"significativo" y por un periodo de cuatro años. El recargo se aplicaría en diversos tipos impositivos, aunque solo a las personas y empresas "con mayor capacidad económica".

La tasa -según ambas formaciones- debería aplicarse en el IRPF, y los impuesto de Sociedades, Patrimonio y Sucesiones y Donaciones, aunque solo a los referidos colectivos.

"NO SE PUEDE PERDER TIEMPO"

En el transcurso del debate, el parlamentario de EH Bildu Josu Estarrona ha advertido de que ante la caída de ingresos y el aumento de las necesidades sociales y sanitarias derivadas de la pandemia, "no se puede perder el tiempo" a la hora de establecer una reforma fiscal "profunda", que dote a las instituciones de los necesarios recursos para hacer frente a los desafíos planteados por el coronavirus.

Por parte de Elkarrekin Podemos-IU, David Soto ha denunciado que la política tributaria actualmente vigente en Euskadi es "equivocada", por lo que ha reclamado la modificación del sistema tributario. Además, y en la misma línea que viene manteniendo su partido en los últimos días, ha acusado al Gobierno vasco de "incumplir" el acuerdo presupuestario alcanzado el año pasado en torno a las cuentas de 2020.

La parlamentaria del PNV Itxaso Berrojalbiz ha respondido a Soto que la pandemia ha "alterado" las prioridades presupuestarias, pero ha subrayado que el dinero destinado a sanidad y educación es incluso superior al acordado con E-Podemos. Además de subrayar que los presupuestos elaborados para 2021 son "valientes" y no incluyen recortes, ha rechazado acometer en este momento una reforma fiscal, al considerar que tendría un impacto "negativo" en el empleo y en la economía.

Por parte del PSE-EE, Sonia Pérez también ha rechazado emprender ahora una modificación del sistema tributario, dado que una medida de ese tipo "retrasaría" la salida de la crisis. No obstante, sí se ha mostrado partidaria de efectuar dicha reforma, con el fin de reforzar la progresividad fiscal, cuando la situación haya "mejorado" y cuando estén disponibles los resultados de la evaluación de las anteriores reformas.

El parlamentario de PP+Cs Luis Gordillo ha expresado su "absoluto" rechazo a una reforma fiscal que implique una subida de la carga impositiva, al considerar que sería contraproducente porque retraería la demanda e impactaría de forma negativa en el empleo y en la actividad económica.

A su vez, la parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, ha advertido de que incrementar los impuestos podría incluso reducir la recaudación de las haciendas forales.

noticias de deia