El primer pleno del Parlamento Vasco será el 3 o el 4 de agosto

El PNV acelera el proceso de constitución de la Cámara y no demorar la creación del Gobierno

21.07.2020 | 00:36
Maddalen Iriarte (EH Bildu), en una sesión plenaria del Parlamento Vasco. Foto: Alex Larretxi

BILBaO – Mientras PNV y PSE negocian contra reloj para cerrar cuanto antes el próximo Gobierno vasco, la formación jeltzale quiere acelerar el paso para poner en marcha el Parlamento Vasco y con ello activar la maquinaria parlamentaria necesaria para elegir al lehendakari e investirlo a primeros de septiembre.

La idea es ponerse cuanto antes a gobernar y a producir leyes para hacer frente a las urgencias presentes y en ciernes debido a la crisis sanitaria, social y económica derivada de la pandemia de la covid-19. La formación liderada por Andoni Ortuzar pretende que el primer pleno de la legislatura se celebre la primera semana de agosto y baraja los días 3 o 4.

De este modo se llegaría a finales de agosto para el pleno de constitución del Parlamento Vasco. Los plazos comenzarán a correr cuando un tercio (25 de los 75 parlamentarios) registren sus credenciales en la institución. El PNV logró 31 parlamentarios en las elecciones autonómicas del 12 de julio, por lo que no necesita de ninguna otra fuerza política para activar el proceso. Ningún otro partido llega a ese mínimo de parlamentarios, por lo que no se espera que se adelanten a los jeltzales Se prevé que los parlamentarios jeltzales se acrediten durante la semana que viene y se active el reloj parlamentario.

Previamente, esta semana la Junta Electoral vasca tendrá que proclamar oficialmente los resultados y las juntas electorales territoriales deberán entregar las actas de parlamentarios a sus titulares para que luego estos se acrediten.

Una vez cumplimentado este trámite, la presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejería, fijará la fecha de constitución en los quince días siguientes. En la anterior legislatura la Cámara echó a andar el 21 de octubre de 2016, casi un mes después de las elecciones que se celebraron el 25 de septiembre.

Es previsible que se reproduzcan o que incluso se reduzcan los tiempos y que el nuevo Parlamento Vasco se conforme a principios de agosto en una sesión dirigida por la Mesa de Edad. El siguiente pleno tendrá como único punto de orden del día la designación de la Comisión Provisional de Incompatibilidades de los parlamentarios electos, que en un plazo máximo de veinte días elevará su dictamen a pleno. Al término de la sesión, la presidenta dará a conocer la fecha del siguiente pleno, el de la investidura del lehendakari.

La Ley de Gobierno establece que si en el plazo de sesenta días desde la convocatoria del Parlamento para la investidura esta no se produce, el lehendakari en funciones deberá disolver el Parlamento y convocar nuevas elecciones.

Esta posibilidad no se ha dado nunca en la CAV, donde la normativa impide que se produzca un bloqueo a la hora de elegir al lehendakari, ya que los parlamentarios tienen solo dos opciones: respaldar a quien se postula o abstenerse. El Reglamento no recoge la posibilidad de votar en contra, lo que permite que un candidato que no sale elegido por mayoría absoluta en la primera votación, pueda ser investido por mayoría simple en la segunda.