Etchegaray tiene vía libre para repetir al frente de la Mancomunidad de Iparralde

La retirada de Iriart (EH Bai) allanará la reelección y aleja la amenaza de la derecha

11.07.2020 | 00:10
Jean René Etchegaray, alcalde de Baiona. Foto: DEIA

bilbao – Finalmente EH Bai no presentará a ningún candidato para la presidencia de la Mancomunidad Única de Iparralde y dejará el camino libre para que el reelegido alcalde de Baiona, Jean René Etchegaray, repita al frente de la única institución al otro lado del Bidasoa que aglutina a los tres territorios vascos del Estado francés. La votación entre los cargos municipales de Iparralde se llevará a cabo el próximo 17 de julio y el primer edil de Baiona parte ahora como claro favorito.

El alcalde de Hiriburu y candidato abertzale (EH Bai es la filial de EH Bildu en Iparralde) Alain Iriart ha optado por dar marcha atrás en su intención de postularse para el cargo ante las voces internas que veían en su candidatura la posibilidad de debilitar las opciones del centrista Etchegaray, ya que el alcalde de Angelu, el derechista Claude Olive, también aspira al cargo. Olive contaría con el apoyo de la nueva alcaldesa de Biarritz, Maider Arosteguy.

EH Bai celebró el jueves por la noche un congreso general extraordinario en Uztaritze (Lapurdi), para analizar la posibilidad de presentar candidato. La reunión sirvió para oficializar el paso atrás de Iriart y la victoria del sector más posibilista que no quiere arriesgar los puntos en común con Etchegaray, cuya visión de la Mancomunidad es más abierta, euskaltzale y menos jacobina que la de Olive. "Con los elementos que tenemos hoy entre manos y conscientes de la situación política de Ipar Euskal Herria, los militantes de EH Bai consideramos que no se dan las condiciones para presentar candidatura a la presidencia de la Mancomunidad Única", explicó ayer la coalición en una nota.

"Los últimos días hemos realizado una reflexión compartida junto a Alain Iriart. Pero el análisis de la coyuntura política actual nos ha empujado a tomar esta decisión", enfatiza el comunicado en referencia a que el riesgo de una división del voto en torno a Etchegaray podría poner en bandeja la victoria de Olive.

Desde EH Bai reconocen que "la crisis económica y social, la emergencia climática, la defensa del euskera y el seguimiento del proceso de paz requieren de una respuesta política e institucional de altura". Así las cosas, desde este sector se preparan para, una vez que Etchegaray sea proclamado –el alcalde de Baiona todavía no ha hecho oficial su candidatura, aunque se espera que lo haga en breve–, aumenten su participación en los foros de decisión de la Mancomunidad, después de que los resultados en las municipales hayan deparado una subida de concejales de EH Bai y también, en menor medida, de EAJ-PNB. Por ello, "estamos preparados para participar en los centros de decisión, en beneficio de los habitantes de Ipar Euskal Herria e impulsaremos un funcionamiento más democrático y mejor de la Mancomunidad Única, para que resulte más cercana a los ciudadanos y municipios".