Desde el próximo 27 abril

Urkullu pide la salida de menores, la apertura limitada de comercios y deporte individual en Euskadi

Urkullu prefiere una transición compartida y singularizada a la nueva normalidad y no una "desescalada asimétrica" pilotada por el Gobierno español

19.04.2020 | 14:05
Íñigo Urkullu durante la videoconferencia con los presidentes.

BILBAO. El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha pedido la salida a la calle restringida de menores, la apertura limitada de comercios y la posibilidad de hacer deporte individual, al menos en Euskadi, desde el próximo 27 de abril, guardando todas las medidas de seguridad, al considerar que la Comunidad Autónoma Vasca cumple los indicadores establecidos por la OMS "para avanzar hacia otra etapa" en esta crisis del coronavirus. "La cultura cívica de la prevención y la autoprotección se ha consolidado firmemente en la sociedad vasca", ha asegurado.

Durante la sexta reunión de Conferencia de Presidentes Autonómicos con Pedro Sánchez, celebrada este domingo, Urkullu ha defendido "un proceso de transición a la nueva normalidad, construido de modo compartido y singularizado, desde la coordinación y la corresponsabilidad", frente al planteamiento de "desescalada asimétrica con el pilotaje del Gobierno español" que anunció el presidente del Ejecutivo de España este pasado sábado en su comparencia pública.

En el transcurso del encuentro, celebrado por vía telemática, el Lehendakari ha expuesto la situación de Euskadi, donde, según ha destacado, se mantiene la mejoría epidemiológica y también en la actividad asistencial. En este sentido, ha apuntado que las residencias son el ámbito de "mayor atención", y ha afirmado que seguir "mitigando la enfermedad y sus efectos en las personas" es el principal objetivo de todas las instituciones vascas.

Iñigo Urkullu ha recordado que, en la reunión del domingo pasado, planteó una serie de preguntas que, a su juicio, la "mayor parte" siguen sin respuesta después de la rueda de prensa de Sánchez este sábado, previa a la videoconferencia, en la que anunció una nueva prórroga del confinamiento hasta el 9 de mayo, aunque los niños podrán empezar a salir a partir del 27 de abril. "Espero que, por cauce bilateral, que también he utilizado de manera propositiva para el día de hoy, o multilateral, sean abordadas", ha trasladado al presidente del Gobierno del Estado.


VUELTA A LA NUEVA NORMALIDAD


Urkullu ha explicado que esta semana el Gobierno Vasco se ha centrado en comenzar a preparar la "transición a la nueva normalidad", y ha subrayado que han estudiado experiencias de otros países, con "especial atención" a las recomendaciones del Grupo de Expertos de la Organización Mundial de la Salud en Europa.

En este sentido, ha detallado que, entre los principales indicadores para avanzar hacia otra etapa, se establece que haya una reducción de casos sostenida a lo largo de 14 días, y capacidad suficiente de test para detectar y aislar nuevos casos.

Junto a ello, debe existir una capacidad "suficiente" del sistema sanitario en profesionales, plazas hospitalarias, UCIs y suministros para responder a "eventuales rebrotes". Otro indicadores serían la adopción de medidas preventivas en centros de trabajo y en la actividad social; así como mantener el "compromiso individual y colectivo" en higiene personal, no agrupación de personas y distanciamiento físico.

CULTURA DE PREVENCIÓN Y AUTOPROTECCIÓN


En este sentido, ha asegurado que constatan el cumplimiento de estos indicadores en Euskadi, y ha puesto de relieve que, a lo largo de estas semanas, la "cultura cívica de la prevención y la autoprotección" se ha "consolidado firmemente" en la sociedad vasca.

"Subrayo, como ejemplo, la valoración positiva del retorno a la actividad productiva. En Euskadi, ha funcionado con normalidad y prácticamente sin incidencias gracias al modelo de acuerdo y colaboración desarrollado en cada empresa", ha indicado, para recordar que este lunes se vuelve a tener "un nuevo reto con la finalización total del período de 'vacaciones' de Semana Santa".

TRES PRIMERAS MEDIDAS


En opinión del Lehendakari, existe una "alta conciencia" sobre la complejidad de la situación y la necesidad de cumplir las medidas de protección. Por ello, esa constatación, junto a las experiencias internacionales y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, les llevan a propugnar la conveniencia de adoptar tres primeras medidas a partir del 27 de abril, al menos, en el caso de Euskadi.

Tras puntualizar que serían medidas gestionadas de forma escalonada y desde la proximidad, ha señalado que la primera sería, conociendo las recomendaciones de Unicef y Save the Children, posibilitar salidas a la calle para menores, "en condiciones limitadas de tiempo, distanciamiento y no agrupación".

La segunda medida, que también propone que sea a partir del 27 de abril, sería preparar la apertura limitada y regulada de comercios y pequeños negocios, "con estrictas medidas de seguridad y distanciamiento físico".

En tercer lugar, plantea autorizar la actividad física individual, en espacio abierto, "en condiciones de limitación de tiempo y prohibiendo la agrupación de personas".


"COMPARTIR Y COMUNICAR CERTEZAS"


Iñigo Urkullu ha recordado que el pasado domingo habló de la "necesidad de compartir, gestionar y comunicar certezas" y, tras indicar que citó el modelo alemán en relación a la gestión de ayudas a los ERTE, ha vuelto a destacar el ejemplo de Alemania con "tres medidas claras pactadas con los Land o Estados".

En esta línea, ha explicado que acordaron "tres certezas sobre apertura de comercios a partir de mañana, apertura de colegios el 4 de mayo y prohibición de grandes eventos hasta el 31 de agosto". "El acuerdo conlleva que cada Land o Estado establece ahora los programas de aplicación de estos acuerdos básicos", ha explicado.


ESTADO COMPUESTO


El Lehendakari ha recordado que este es un Estado compuesto con marcos competenciales "claramente diferenciados que deben respetarse y con realidades socio-económicas distintas".

En referencia a la Educación, Iñigo Urkullu ha indicado que el Gobierno Vasco ha hecho sus planteamientos en el marco de la Conferencia Interterritorial, tras haber compartido sus propuestas para Euskadi con la comunidad educativa.

En este sentido, ha señalado que, en ese tema y en general, prefiere un proceso de transición a la 'nueva normalidad' construido de "modo compartido y singularizado desde la coordinación y la corresponsabilidad", antes que un planteamiento de "desescalada asimétrica con el pilotaje del Gobierno español". "Esto significa la aplicación del principio de subsidiariedad" ha precisado.

Urkullu ha trasladado a Pedro Sánchez que, en los próximos días, le entregará el 'plan de transición a la nueva normalidad' que se prepara para Euskadi en sus primeras etapas, y le ha comunicado que mantiene su "ofrecimiento de colaboración". "Como he dicho en cada reunión, creo que la participación y coordinación en la toma decisiones es un elemento clave para culminar con éxito esta lucha contra la pandemia del Covid-19", ha concluido.

noticias de deia