tras la sentencia del 'procés'

Miles de personas piden en Donostia una solución política para Catalunya

La marcha reivindicativa convocada por Gure Esku Dago fue respalda por la mayoría política y sindical de Euskadi

09.02.2020 | 19:37
La manifestación convocada por Gure Esku Dago se celebró bajo el lema ‘Libertad. Referéndum no es delito. Defendamos nuestro derecho a decidir’. Fotos: Javi Colmenero

La marcha reivindicativa convocada por Gure Esku Dago fue respalda por la mayoría política y sindical de Euskadi

Donostia - Varios miles de personas se congregaron ayer en Donostia en respuesta a la convocatoria realizada por Gure Esku Dago de una manifestación para exigir una solución política en Catalunya. La marcha contó con la presencia de la mayoría política y sindical de  Euskadi, con dirigentes del PNV, EH Bildu y Podemos Euskadi y los secretarios generales de ELA y LAB junto con otros agentes sociales y culturales.

Con el lema Libertad. Referéndum no es delito. Defendamos nuestro derecho a decidir, la marcha recorrió los cerca de cuatro kilómetros de distancia entre el barrio del Antiguo y el centro de la capital guipuzcoana en un tono reivindicativo, con frases que pedían la libertad de los encarcelados por el procés, silbatos y camisetas amarillas, y senyeras, ikurriñas y banderas de Nafarroa.

A la cabeza de la manifestación se situaron representantes de Gure Esku Dago, el exlehendakari Carlos Garaikoetxea, la exparlamentaria socialista Gema Zabaleta, el cantante Fermin Muguruza, y Bel Pozueta, madre de uno de los encarcelados por la agresión de dos guardias civiles en Altsasu, entre otros.

En primeras filas también se situaron otros dirigentes como el presidente del GBB, Joseba Egibar; el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano; el alcalde de Donostia, Eneko Goia; o la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria, por parte del PNV. A Maddalen Iriarte le acompañaron otros miembros de EH Bildu como Juan Karlos Izagirre, Maiorga Ramírez, Mertxe Aizpurua y Rebeca Ubera. En representación de Podemos acudió el secretario general de Podemos Euskadi, Lander Martínez, junto con Josetxo Arrieta y María Valiente.

Con anterioridad al inicio de la marcha, los representantes políticos y sindicales realizaron declaraciones con el denominador común de mostrar su solidaridad con el pueblo catalán. El presidente del Euskadi Buru Batzar, Andoni Ortuzar, advirtió de que la solución a este conflicto "y a la cuestión vasca" llegará de la mano del diálogo en un contexto democrático y "nunca de sentencias ni de la aplicación de legislaciones extraordinarias".

Ortuzar trasladó la "cercanía" del PNV con Catalunya y quiso poner el acento en el rechazo a la violencia como vía para llegar a una solución. Muy al contrario, afirmó que "quienes utilizan la violencia van contra los derechos nacionales catalanes y vascos y contra una lucha que tiene que ser democrática".

La portavoz en el Parlamento Vasco de EH Bildu, Maddalen Iriarte, calificó de "absolutamente vergonzosa" la sentencia del Tribunal Supremo que condena a los encarcelados por el procés y realizó un llamamiento a "todas las fuerzas soberanistas tanto de Euskal Herria como de Catalunya y Galicia" para unirse ante, según dijo, la "involución democrática" que ha mostrado el Estado.

Iriarte lamentó que se centre la atención en los episodios violentos que se registran en las protestas contra la sentencia en Catalunya "cuando hemos visto a cientos de miles de catalanes que se han manifestado pacíficamente", para añadir que, en cualquier caso, EH Bildu "siempre apuesta por vías democráticas y pacíficas como lo hacen las fuerzas políticas catalanas".

Podemos Euskadi mostró a través de su representante Josetxo Arrieta su solidaridad con el pueblo catalán  y abogó por "buscar otras salidas" que deben tener su base, según señaló, en el diálogo y en la unión de todos los agentes políticos para lograr un "amplio consenso social en este país" que contemple el derecho a decidir.

Desde el ámbito sindical, el secretario general de ELA, Mitxel Lakun-tza, lamentó una sentencia del Tribunal Supremo que "ataca los derechos fundamentales y denunció la "recentralización permanente" que practica el Estado y que otorga, en su opinión, "razones suficientes para recuperar el pulso político".

También se mostró crítica con la sentencia del procés Garbiñe Aranburu, secretaria general de LAB, quien observa una "involución" en la respuesta del Estado a esta decisión judicial y a la posterior reacción de Catalunya. A este respecto, aseguró que "no hay legalidad, ni represión judicial, ni represión policial que puedan parar a la voluntad popular".

criminalización Al término de la manifestación Gure Esku Dago leyó un comunicado en el que denunció la "criminalización sin precedentes" que se ha producido en el conflicto catalán de "las movilizaciones sociales, la protesta masiva, la disidencia política, la desobediencia civil y también del derecho de autodeterminación y del principio democrático del derecho a decidir".

El comunicado califica de "manifestación de civismo y valores democráticos" el referéndum por la independencia que Catalunya celebró el 1 de octubre de 2017 y asegura que la capacidad de decisión "es nuestra y no nos la pueden arrebatar". Por su parte, el portavoz de Gure Esku Dago Josu Etxeburu añadió que seguirán trabajando para "construir nuestro camino propio".