sindicato estudiantil

Ikasle Abertzaleak consuma su ruptura con Sortu

Las diferencias ideológicas desembocan en la pugna por la sede de Bilbao en la calle Ronda

09.02.2020 | 17:26
Pancarta de Ikasle Abertzaleak contra Sortu en Gasteiz.

Las diferencias ideológicas desembocan en la pugna por la sede de Bilbao en la calle Ronda

GASTEIZ - Ikasle Abertzaleak celebró el pasado jueves una asamblea en Bilbao en la que exigió a Sortu que devuelva al sindicato estudiantil la sede de la capital vizcaina que se disputan desde hace un año y que se ha convertido en el símbolo de la ruptura entre ambas organizaciones, que ha tenido otros hitos como el fin de la alianza estratégica entre Ikasle Abertzaleak y Ernai, la organización juvenil de la izquierda abertzale.

El sindicato estudiantil invitó a la citada asamblea a los tres militantes de Sortu que, según Ikasle Abertzaleak, se han aupado a la dirección de la organización Euskal Ikasleen Erakundea, a cuyo nombre está inscrita la sede bilbaina, para que explicaran "los movimientos irregulares que han hecho" y para proponerles una solución ante el "robo" del local y del material que había en el mismo. Estas tres personas no acudieron y el sindicato decidió que tratará de responder por su cuenta a las necesidades logísticas que veían satisfechas en dicha sede, "vista la nula voluntad" de Sortu de resolver el conflicto. Desde el entorno del partido independentista se ha argumentado que dicha sede pertenece a la izquierda abertzale, de la que Ikasle Abertzaleak ya no forma parte.

Según señalaba ayer la publicación digital gedar.eus, en la asamblea de Bilbao se explicó que la elección de la nueva dirección de la sede se hizo vulnerando los estatutos de la asociación titular del local, y denunciaron que el pasado mes de junio se cambió la cerradura del inmueble, ubicado en la calle Ronda. "No es casualidad que este robo haya tenido lugar en verano, cuando ha acabado el curso académico, cuando baja la actividad del movimiento estudiantil", señalaron entonces desde Ikasle Abertzaleak, que también criticaba a Sortu por tratar de "ahogar económicamente al sindicato estudiantil y en general al movimiento popular de naturaleza política".

Hasta entonces, Ikasle Abertzaleak siguió utilizando la sede, pese a que los estudiantes aseguraron haber sido amenazados con un desahucio, y ahora, con el comienzo del curso y ante la imposibilidad de seguir en el local, el sindicato ha sacado su protesta a la calle.

PANCARTAS Así, en los últimos días han aparecido pancartas en Leioa, Gasteiz, Donostia o Iruñea que sacan a luz las diferencias estratégicas e ideológicas de calado que internamente y también en las redes sociales se venían manifestando entre Sortu e Ikasle Abertzaleak casi desde el nacimiento del partido de la izquierda abertzale.

Más allá del conflicto por la sede, la apuesta de Sortu por las vías exclusivamente democráticas y por la alianza con otros partidos dentro de EH Bildu generó opiniones encontradas dentro de la izquierda abertzale, y propició el surgimiento de organizaciones como ATA, abiertamente contrarias al proceso iniciado tras la renuncia de ETA al uso de la violencia que desembocó en su desarme y disolución.