CUENTAS PARA 2020

El PNV pone en marcha los presupuestos de la CAV y descarta un adelanto electoral

Cierra citas con la oposición a partir de la semana que viene y sitúa el margen de acuerdo entre un 10-15% de las cuentas

09.02.2020 | 06:29
-El lehendakari, Iñigo Urkullu, interviene durante el pleno de control que el Legislativo celebra este viernes.

Cierra citas con la oposición a partir de la semana que viene y sitúa el margen de acuerdo entre un 10-15% de las cuentas

Bilbao - El camino para la aprobación de los presupuestos de la CAV del año próximo ya ha echado a andar. El PNV ha cerrado citas con los grupos de la oposición en el Parlamento Vasco, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PP, a partir de la semana que viene, al tiempo que sitúa el margen de acuerdo con dichas formaciones entre un 10 y un 15% del contenido de las cuentas. Dichos encuentros supondrán una primera toma de contacto en la que el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, presentará las directrices económicas del proyecto aprobado en Consejo de Gobierno y que tiene una previsión de crecimiento del PIB este año del 2,2%.

En este proceso, el PNV pretende desligar la aprobación de las cuentas de lo sucedido durante la constitución de los ayuntamientos el pasado sábado. En este sentido, el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, aseguró que entiende "el duelo" del PP, al perder las alcaldías de las localidades alavesas de Labastida y Laguardia tras un acuerdo entre jeltzales y EH Bildu, y pidió a los populares que "pongan el contador a cero", lo que hizo extensivo a EH Bildu y Elkarrekin Podemos.

Aseguró que a su partido tampoco le va a "pesar en el ánimo" lo ocurrido en Durango o en Galdakao, donde EH Bildu se ha hecho con las alcaldías, con el apoyo de Podemos. "Yo pediría a todos los partidos de la oposición que centremos la cuestión y que hablemos del presupuesto, que no contaminen otros factores externos una negociación que es muy técnica y muy objetiva", manifestó.

Desveló en Radio Euskadi que ha hablado en los últimos días con el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, y espera "que haya servido de algo". Incidió en que "se puede poner el acento en una parte muy pequeñita del presupuesto, un 10 o un 15% como mucho", y descartó un adelanto electoral porque no ve al lehendakari, Iñigo Urkullu, "con ganas de tirar la toalla, sino con ritmo y ganas de agotar la legislatura, de llegar hasta donde se pueda". "Eso sí, con dignidad política y haciendo las cosas bien", zanjó.

Podemos, escéptico En su comparecencia del pasado martes tras el Consejo de Gobierno, Azpiazu destacó que el Gobierno vasco de PNV y PSE cumplirá en 2020 todos los objetivos de estabilidad presupuestaria acordados en la Comisión Mixta del Concierto Económico de 2017, como son el déficit cero y fijar la deuda en el 13,2%, así como su compromiso de reducir la tasa de paro por debajo del 10%, situando la previsión en el 9,7% el año que viene.

Otras formaciones políticas se refirieron ayer a esta cuestión, y así el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, aseguró que si se plantea a su partido una propuesta de presupuestos para la CAV la "estudiarán con una actitud constructiva" y después comprobarán "si es posible alcanzar un acuerdo". En una rueda de prensa en Donostia, adelantó que las directrices del nuevo proyecto de cuentas contienen dos puntos que fueron incluidos por EH Bildu en la negociación del año pasado, la brecha salarial y la política de empleo juvenil.

Elkarrekin Podemos hizo hincapié, por su parte, en la posible confluencia de PNV y PP. Así, su secretario general, Lander Martínez, vaticinó que la formación de Alfonso Alonso "sostendrá" la actual legislatura aprobando, "a un precio muy barato", el proyecto presupuestario. "El cambio de actitud en el PP es claro y evidente", afirmó en ETB-1, al tiempo que se mostró "más escéptico que crítico" con las directrices del presupuesto para 2020.