Aliján Smailov es nombrado primer ministro de Kazajistán

11.01.2022 | 09:38
El presidente kazajo Kassym-Jomart Tokayev.

El hasta ahora vice primer ministro ejercía las funciones de primer ministro del país hasta la confección de un nuevo equipo de Gobierno

El presidente de Kazajistán, Kasim Jomart Tokayev, ha nombrado a Aliján Smailov como primer ministro ocupando el lugar de Askar Mamin, que aceptó la dimisión el pasado 5 de enero en medio de las multitudinarias protestas provocadas por el alza en los precios del gas licuado.

El hasta ahora vice primer ministro, que ejercía las funciones de primer ministro del país hasta la confección de un nuevo equipo de Gobierno, fue asistente durante cuatro años del expresidente y líder del país durante casi 30 años, Nursultán Nazarbayev.

Su candidatura fue propuesta por Tokayev en una reunión de la Cámara Baja del Parlamento de Kazajistán. El mandatario kazajo hablará este martes sobre el nombramiento, según ha informado el secretario de prensa del presidente, Berik Uali.

Tokayev ha instado al nuevo primer ministro para que presente su plan de acción de Gobierno para dentro de tres semanas, tal y como recoge la agencia rusa de noticias TASS.

MÁS DETENIDOS Y RETIRADA DE LA OTSC

Por otro lado, el mandatario ha avisado de que la retirada del contingente de la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva (OTSC) comenzará en dos días, ya que la situación en todas las regiones de Kazajistán es "estable", por lo que la retirada gradual no durará más de diez días.

"El plan de ataque a Kazajistán incluyó varios aspectos diferentes: militar, político, ideológico, desinformación y otros métodos. Los profesionales trabajaron en la preparación de la toma del poder", ha dicho, según recoge la agencia rusa de noticias TASS.

Asimismo, ha anunciado una reorganización de todo el sistema de seguridad nacional, lo que incluye fortalecer cuantitativa y cualitativamente a la Guardia Nacional, formar nuevas unidades, aumentar y equipar a las fuerzas especiales del Ministerio del Interior o mejorar el nivel de preparación para el combate, entre otras.

"(Hay que) garantizar la coordinación entre los organismos encargados de hacer cumplir la ley. Establecer la compatibilidad técnico-militar operativa de todas las estructuras de poder. Aumentar la responsabilidad de los líderes", ha dicho el mandatario, según recoge el diario kazajo Vlast.

Además, ha acusado al Comité de Seguridad Nacional de ignorar la amenaza crítica del terrorismo durante las protestas, ya que "los empleados entregaron los edificios sin pelear": "Como organismo autorizado, no pudo ni quiso dar una evaluación clara de este trabajo subversivo y tampoco percibió una amenaza crítica para la seguridad nacional", ha dicho.

Por otro lado, también ha instado a la Fiscalía General, al Ministerio de Hacienda y a la Agencia de Supervisión Financiera a que realicen una inspección exhaustiva y garanticen el orden en la frontera.

Los vuelos internacionales hacia y desde el aeropuerto de Almaty no se reanudarán hasta al menos el 15 de enero, según el Ministerio de Industria y Desarrollo de la Infraestructura kazajo, según recoge TASS.

Por ahora, la cifra de detenidos por las fuerzas del orden kazajas se cifra en casi diez mil personas --en concreto 9.900--. La Policía kazaja, junto con la Guardia Nacional y militares de las fuerzas especiales en la ciudad de Taraz, en el sur del país, han incautado pistolas y cargadores Makarov, un chaleco antibalas y una pistola neumática.

Según el último balance, al menos 164 personas han muerto --16 de ellas funcionarios del Estado-- y más de 1.300 han resultado heridas en los violentos disturbios ocurridos en la última semana en Kazajistán. Un total de 103 corresponden a Almaty, la ciudad más poblada del país y epicentro de las protestas. Entre ellos hay dos menores de edad. Le siguen las provincias de Kizilorda, Zhambil y Almaty, con 21, 10 y 8 fallecidos, respectivamente.

LA ONU SOBRE KAZAJISTÁN

Por otro lado, el portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stephane Dujarric, se ha referido este lunes en rueda de prensa a las imágenes de las fuerzas militares en las calles kazajas con el símbolo de los 'cascos azules'.

"Hemos verificado el origen de las fotos que, según los informes, muestran a miembros de las fuerzas de seguridad usando cascos con la marca de la ONU en Kazajistán durante los últimos días. Cualquier país que aporte tropas y policías de la ONU debe usar la insignia solo cuando esté realizando las tareas asignadas como personal de mantenimiento de la paz en el contexto de su despliegue", ha explicado.

En este sentido, ha expresado su preocupación ante la Misión Permanente de la ONU en el país, con "garantías de que se ha abordado este problema".

Sobre las detenciones, Dujarric ha resaltado que la ONU sigue su desarrollo: "Creo que es importante que, ya sea allí o en cualquier otro lugar, a las personas detenidas se les brinde justicia conforme a las normas internacionales".

noticias de deia