Biden afirma ante la ONU que no busca la Guerra Fría con China

El presidente estadounidense ve "muy lejos" la solución al conflicto entre israelíes y palestinos

22.09.2021 | 01:43
Joe Biden, con gesto enérgico, en su intervención ante la Asamblea General de la ONU.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, defendió ayer su "competición vigorosa" con China, pero aseguró que no está tratando de embarcarse en un conflicto con ese país, durante su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU. "No estamos buscando una nueva Guerra Fría ni un mundo dividido en bloques rígidos", aseguró Biden, sin mencionar expresamente a China. Biden pronunció su discurso en la primera jornada de debates anuales de la ONU, que reunió en Nueva York a alrededor de un centenar de líderes internacionales a pesar de la pandemia, con una agenda marcada por el covid, el cambio climático y la situación en Afganistán.

El discurso del mandatario estadounidense giró en torno a la defensa de la democracia y del multilateralismo, y también al argumento de que el poder militar de EE.UU. debe ser "el último recurso" y no debe utilizarse para "solucionar cualquier problema". "Ahora que cerramos este periodo de guerra imparable, estamos abriendo una nueva era de diplomacia imparable", dijo Biden, en referencia a la reciente retirada de las tropas internacionales de Afganistán.

Afirmó, además, que el mundo está empezando una "década decisiva", y que el futuro del planeta dependerá de la capacidad de los países de "reconocer su humanidad común" y "actuar unidos".

Biden no mencionó su pacto de defensa con Australia y el Reino Unido, que ha derivado en una crisis diplomática entre Estados Unidos y Francia, dado que ese país ha perdido como consecuencia un lucrativo contrato para vender submarinos a los australianos.

No obstante, prometió que cuando actúe en la región "trascendental" del Indopacífico, lo hará con sus "aliados y socios, mediante cooperación y mediante instituciones multilaterales como las Naciones Unidas, para amplificar la fuerza y rapidez" de sus medidas.

También se refirió en su discurso a la crisis climática, al pedir a todos los países que pongan sobre la mesa "sus mayores ambiciones posibles" en la cumbre COP26 de noviembre en Glasgow, y subrayó la necesidad de una mayor coordinación internacional para contener la pandemia del covid-19 en todo el mundo.

Por otro lado, Biden insistió en que la "solución de dos estados" al conflicto entre israelíes y palestinos es "la mejor opción" para asegurar la paz y la estabilidad en la zona, aunque reconoció que aún está "muy lejos".

El presidente de EE.UU. reiteró el respaldo de su país a Israel, pero insistió en que la solución de los dos estados permitiría garantizar "su futuro como un estado judío democrático" viviendo "en paz" junto a un estado palestino "soberano" y "viable". Sin embargo, indicó, "estamos muy lejos de ese objetivo en este momento, pero nunca debemos permitirnos abandonar la posibilidad de que haya progresos".

Por otro lado, el mandatario estadounidense reiteró que Washington está "comprometido a evitar que Irán obtenga armas nucleares", pero reiteró que está "preparado para volver al acuerdo nuclear internacional con Teherán, si este "hace lo mismo".

Respuesta iraní
 

Por su parte, el presidente iraní, Ebrahim Raisi, aseguró que la hegemonía global de Estados Unidos ha fracasado, como muestran su salida de Afganistán o el asalto al Capitolio del pasado mes de enero. "El sistema hegemónico de Estados Unidos no tiene credibilidad, ni dentro ni fuera del país", aseguró Raisi en un discurso en el que calificó la retirada estadounidense de Afganistán de "derrota y huida".

noticias de deia