Covid-19

La OMS se está preparando para una "potencial pandemia" de coronavirus

Pese a que a día de ayer continuaba asegurando que utilizar la palabra pandemia "ahora no se ajusta a los hechos"

25.02.2020 | 09:42
Trabajador del laboratorio microbiológico de Milán.

Ginebra - El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, calificó ayer de "muy preocupante" el "repentino" aumento de casos del coronavirus Covid-19 fuera de China, pero aclaró que todavía no se puede hablar de pandemia. "Por el momento, no estamos presenciando la propagación mundial incontenible de este virus, y no estamos presenciando una enfermedad grave o muertes a gran escala", tranquilizó en la rueda de prensa diaria del organismo sanitario de la ONU sobre la epidemia. Según los datos aportados por Tedros, China ha comunicado a la OMS un total de 77.362 casos, incluidas 2.618 muertes. En las últimas 24 horas, se han notificado 416 nuevos diagnósticos y 150 fallecimientos. "Nos alienta la continua disminución de casos en China", comentó. Sin embargo, lamentó los 2.074 casos en 28 países, con 23 muertes. En concreto, tildó de "muy preocupante" la crecida en número de casos en Italia, Irán y Corea. Pese a estas cifras, mandó un mensaje "de esperanza, coraje y confianza" a los países. "Este virus puede ser contenido. De hecho, hay muchos países que han conseguido exactamente eso", proclamó.

Tedros explicó que por el momento no se puede considerar el Covid-19 como pandemia: "¿Tiene este virus un potencial pandémico? Absolutamente, lo tiene. ¿Ya hemos llegado a ese punto? Según nuestra evaluación, todavía no. Entonces, ¿cómo deberíamos describir la situación actual? Lo que vemos son epidemias en diferentes partes del mundo, que afectan a los países de diferentes maneras y que requieren una respuesta adaptada. Nuestra decisión de utilizar la palabra pandemia para describir una epidemia se basa en una evaluación continua de la propagación geográfica del virus, la gravedad de la enfermedad que causa y el impacto que tiene en toda la sociedad".

Así, insistió en que utilizar la palabra pandemia "ahora no se ajusta a los hechos", sino que "ciertamente puede causar miedo". "He hablado constantemente sobre la necesidad de hechos, no de miedo. Este no es el momento de centrarse en qué palabra usamos. Eso no evitará una sola infección hoy, ni salvará una sola vida. Este es un momento para que todos los países, comunidades, familias y personas se concentren en prepararse. No vivimos en un mundo binario, en blanco y negro. No es ni lo uno ni lo otro. Debemos concentrarnos en la contención, mientras hacemos todo lo posible para prepararnos para una posible pandemia", pidió.

Tres prioridades En este contexto, establecía tres prioridades. En primer lugar, considera que los países deben dar prioridad a la protección de los profesionales sanitarios. "En segundo lugar, debemos involucrar a las comunidades para proteger a las personas que corren mayor riesgo de padecer enfermedades graves, en particular los ancianos y las personas con problemas de salud subyacentes. Y en tercer lugar, debemos proteger a los países más vulnerables, haciendo todo lo posible por contener las epidemias en los países con capacidad para hacerlo", relató Tedros.

Durante su intervención, también aportó algunas conclusiones del equipo conjunto de la OMS y China, que ayer lunes terminó su visita por varias ciudades del país asiático, entre ellas Wuhan. Los expertos hicieron una serie de descubrimientos sobre la transmisibilidad del virus, la gravedad de la enfermedad y el impacto de las medidas adoptadas.

Según sus hallazgos, la epidemia alcanzó un pico y una meseta entre el 23 de enero y el 2 de febrero, y "ha estado disminuyendo constantemente desde entonces". "Han encontrado que no ha habido ningún cambio significativo en el ADN del virus. La tasa de mortalidad está entre el 2 y el 4 por ciento en Wuhan, y el 0,7 por ciento fuera de esta ciudad", apuntó Tedros.

Igualmente, evidenciaron que para las personas con enfermedades leves, el tiempo de recuperación es "de unas dos semanas", mientras que las personas con enfermedades graves o críticas se recuperan "en tres a seis semanas". El equipo también estima que las medidas tomadas en China han evitado un "número significativo" de casos. El informe contiene una "gran cantidad" de información adicional e incluye 22 recomendaciones. El doctor Bruce Aylward, de la OMS, dará más detalles hoy martes en nombre del equipo conjunto.

noticias de deia