Orbán supera a todos en ayudas a la natalidad

El díscolo mandatario húngaro inicia su ambicioso plan de siete medidas

09.02.2020 | 11:10
El polémico Viktor Orbán, en el Parlamento Europeo.

El díscolo mandatario húngaro inicia su ambicioso plan de siete medidas

Bruselas - Hungría ha puesto en marcha su Plan de Acción de Protección Familiar, un ambicioso programa de ayudas con las que Viktor Orbán busca acabar con el problema de la baja natalidad. Préstamos sin intereses a los recién casados o hasta 7.000 euros para coches familiares son algunas de las medidas estrella. ¿Qué tipo de subvenciones ofrecen el resto de Estados miembros a las familias con hijos? La diferencia entre países puede ser abismal: desde una renta básica universal en el norte a las ayudas por familia numerosa en el sur.

Viktor Orbán, primer ministro de Hungría, ha lanzado su Plan de Acción de Protección familiar, anunciado en febrero, con el que pretende dar una solución 'a la húngara' al problema de la natalidad. De las siete medidas clave, cuatro han entrado este mes en vigor, entre ellas destacan: la exención de por vida del impuesto sobre la renta a las madres con al menos cuatro hijos, préstamos sin intereses de 30.000 euros para parejas recién casadas, subvenciones de más de 7.000 euros para la compra de un vehículo con parejas de al menos 3 hijos, y ayudas a los abuelos que cuidan a sus nietos. "Cada vez nacen menos niños en Europa. Para Occidente, la respuesta (a ese desafío) es la inmigración. Por cada niño desaparecido debería entrar otro y luego los números estarán bien", declaró Orban al anunciar el programa, según informó Reuters. "Pero no necesitamos números. Necesitamos niños húngaros", expuso el primer ministro ultra. Sin embargo, en 'occidente' existen decenas de fórmulas para dar motivar la natalidad entre las familias europeas, si bien existen grandes diferencias entre Estados miembros.

Mientras que en los países con menor renta per cápita las ayudas por tener hijo dependen de los ingresos de los padres, en los países del norte de Europa existe un modelo de prestación por hijo equivalente a una renta básica y universal. En Aquí Europa te contamos cómo son estas subvenciones.

Países Bajos Es uno de los Estados miembros que más apoyan la natalidad en el bloque. Con su sistema kinderbijslag, cualquier padre tiene derecho a recibir 220 euros por cada hijo hasta que cumpla 5 años, 270 euros hasta los 11 años y 315 hasta los 17. Además, el sistema holandés prevé un suplemento llamado kindgebonden budget para los padres con menos recursos.

Francia Francia se ha ganado la fama de ser el bastión del Estado del bienestar al sur de Europa. El país galo invierte millones de euros al año en ayudas a familias como una medida clave a largo plazo para solucionar el problema de la natalidad. A partir del segundo hijo, todos los padres tiene derecho a las Allocations familiales, una renta de unos 80 euros al mes, según los ingresos de la familia. Asimismo, existen ayudas suplementarias a partir de los tres hijos; prestaciones por hijos prematuros (alrededor de 900 euros) y por adopciones (alrededor de 1.800 euros).

Suecia En el país nórdico también existe una renta universal a las familias que consiste en 1.250 SEK (alrededor de 120 euros) por hijo hasta que el menor cumple 16 años. Además, los padres que decidan tener más hijos reciben otro suplemento durante el mismo periodo de tiempo.

Irlanda Como en Suecia, los irlandeses prevén una renta por hijo hasta los 16 años de unos 140 euros al mes. Una vez cumplida esta edad, la ayuda puede extenderse mientras el hijo siga estudiando si este no tiene recursos para mantenerse por sí mismo.

Alemania La primera potencia europea es otro bastión de las ayudas a la natalidad. Cada familia tiene derecho a recibir 195 euros mensuales por cada hijo hasta que este cumple 21 años, siempre que no esté trabajando y esté registrado como buscador de empleo. En el caso de que sea estudiante o esté realizando prácticas, la ayuda puede alargarse hasta los 25 años.

Italia y España A diferencia del norte, los países mediterráneos no cuentan con una renta universal por hijo y las ayudas suelen dirigirse a familias con bajos recursos, con hijos con alguna discapacidad o a familias numerosas (a partir de tres hijos). En España se dan ayudas a los padres que han tenido dos o más hijos a la vez (parto múltiple), a las familias monoparentales, a las madres con una incapacidad del 65% y a las familias numerosas.

En Italia se prevé un sistema de ayudas para las familias de bajos recursos con una subvención de hasta 1.000 euros para cuidar a un hijo durante el primer año de vida y otra subvención los 11 meses posteriores al fin de la baja por maternidad para ayudar con otros gastos del cuidado de los hijos como por ejemplo las niñeras o las guarderías.