Los vestidos de Charlene

Es la menos monarquía de todas en lo referido a historia y linaje, pero la más caprichosa, opulenta y 'chic'. Por ello, en tiempos de ahorro y contención, de pandemia y Covid-19, la princesa monegasca pagó 106.000 euros por los trajes que vistió el pasado 2020. O lo que es lo mismo: casi 300 euros al día. Una inversión en Zara y en tiendas de lujo que la elevan como la 'royal' europea que más dinero gasta en moda. Letizia, más discreta, ocupa la décima posición, compitiendo directamente con su archienemiga Kate Middleton.

25.01.2021 | 23:12
Charlene de Mónaco, la 'royal', que más gasta en ropa.

Puede parecer una tremenda frivolidad, y lo es, enumerar rankings de gasto en moda con la que está cayendo. Pero no olvidemos, como afirmaba la legendaria Coco Chanel al hablar de clase y elegancia como factores intrínsecos de la persona, que "no es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación. No es la ropa, es la clase". Y si encima manejas bien de chotis, pues dichas máximas pueden cumplirse al dedillo. Es lo que le ocurre a Charlene de Mónaco. La princesa monegasca, que no reina, encabeza por segundo año consecutivo el listado de royals europeos que más dinero invierten en moda. En vestidos, prêt-à-porter y sport. Y eso que ante el abismo de drama, la esposa del insípido Alberto de Mónaco –a él no le quedan tan bien los trapos–, se halla en modo ahorro (en 2019 había destinado, ojo al dato, 156.000 euros a ropa). Sin duda, son consecuencias directas de vivir en un bello principado en el que muy pocos amanecen antes de las 11 horas, con un nivel de fiesta por metro cuadrado mayor que en el chalet de Leticia Sabater.

Más conservadora, pero con el mismo interés por la moda y el estilismo (british), Kate Middleton estrenó 134 prendas en los pasados doce meses, una por cada aparición pública. El resto de jornadas optó por la diadema, el chándal de felpa y las J'hayber blancas para quedarse en casa. Al igual que el príncipe Guillermo (sin diadema, eso sí). Que son de la realeza, pero también defensores del calzoncillo holgado. En el tercer puesto, con un gasto total de 50.000 euros, se mantiene Meghan Markle; en el cuarto Máxima de Holanda (49.000); Mary de Dinamarca en el quinto (con 34.000); y Victoria de Suecia, con 21.000 euros, ocupa la sexta posición.
La reina Letizia, considerada por los amarillos tabloides británicos como "la monarca más elegante del Continente", cae sin embargo hasta la discreta décima posición, con un vestuario nuevo valorado en 15.800 euros. Algo que, sin duda, tiene mérito, pues cualquiera no podría tratar de tú a tú a las cuñadas Windsor con una cuarta parte del presupuesto. Pero ella lo tiene claro: "La imagen es algo que debemos cuidar porque es lo primero que se ve de nosotros". Palabra de reina.