El euskera de Samuel L. Jackson

El actor no quiere ver al líder republicano cuatro años más en la Casa Blanca, y para ello ha sacado la artillería pesada

05.10.2020 | 15:03
Samuel L. Jackson, posando con el cartel en euskera.

Un honorable objetivo: quitar la presidencia al majadero de Donald Trump. y una pacífica herramienta: el plurilingüismo. El famoso actor Samuel L. Jackson, convencido votante demócrata, no quiere ver al líder republicano cuatro años más en la Casa Blanca, y para ello ha sacado la artillería pesada, Incluso profiriendo pequeños insultos al 'Commander in Chief'. El intérprete de 'Pulp Fiction' enseña en redes sociales a escribir y pronunciar 'Fuck You' en euskera, catalán, suahili, portugués o esperanto.

Hollywood siempre ha sido demócrata, y el moderno Jackson no iba a ser menos. Más aún en estos tiempos de populismos, líderes alocados y presidentes bocachanclas, cuyas políticas absurdas, pelos revueltos y tez naranja comprometen la débil estabilidad y sosiego de un mundo ya inquieto por la pandemia del coronavirus.

Por ello, el actor con cara de mala hostia (pero corazón de oro) se ha tomado muy en serio este 2020 animar a la participación en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, que se celebrarán el 3 de noviembre. Bajo la etiqueta #GoodToVote, el revoltoso Jackson invita a la ciudadanía yanki a comprobar en el censo que está bien registrada, y aprovecha la ocasión para soltar buenos zascas al todavía Commander in Chief. Lo hace, atención, a través de un polémico vídeo publicado estas semanas en redes sociales. Una casera producción audiovisual en la que insulta a Donald Trump, pero en plurilingüe, al más puro estilo faltón Relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor, y en multitud de bellos idiomas, entre ellos el euskera o el catalán, aunque también le da al suahili, al portugués, al esperanto, al checo, al thai o al islandés. ¡Popurrí, popurrí!

Con legible y elegante caligrafía, el intérprete de Pulp Fiction, peliculón, muestra a cámara un cartel en el que puede leerse "Zoaz popatik hartzera (Basque)", escrito con su propio puño y letra, como conociendo la idiosincrasia diferencial de esta tierra, en la que también gusta mucho entonar tacos, incluso en otros idiomas. Su objetivo final, eso sí, es fomentar la participación en las elecciones presidenciales de dentro de mes y medio, con la firme intención de evitar así la segunda victoria de Trump.

Por ello, a pesar de dicha animadversión, algunos consideran que tan claro eslogan no puede ser interpretado como un mensaje directo al presidente de su país. ¿El motivo? El movimiento HeadCount "se define como no partidista". Y su objetivo es utilizar el poder de la música, o de los artistas, para registrar votantes y promover la participación en democracia.

Sea como sea, lo que sí parece estar claro es que las últimas encuestas, Trump vs Biden, arrojan empate técnico. Y ambos partidos, Demócrata y Republicano, van a poner toda la carne en el asador asumiendo, una vez más, esa máxima que el Papa Francisco recordó el pasado mes de septiembre: "Hay políticos que son insultados, alguno se lo merece".