¿Por qué son gratis los videojuegos?

Durante estos últimos años, estamos asistiendo al auge de los videojuegos gratuitos para todas las plataformas. Se trata de videojuegos que han costado millones de euros en su desarrollo y que salen para ser jugados gratis en línea

26.09.2020 | 01:20
¿Por qué son gratis los videojuegos?

HAY un aforismo sobre el uso de aplicaciones y servicios dentro de Internet que dice que "cuando un producto es gratuito, el producto eres tú". Utilizamos los productos de Google, redes sociales y Apps para nuestro smartphone sabiendo que toda la información que incorporamos en estos servicios sobre nosotros es propiedad de esos fabricantes.

He oído repetir mil veces eso de "si mi vida es muy sencilla, ¿a quién le va a interesar esa información sobre mí?" y mientras facilitamos, gracias a nuestra ubicación geográfica, el último acto político al que hemos asistido. Ya saben a quien votas. El mejor ejemplo es el de Facebook que vive de la eficacia de los anuncios que las agencias ponen en tu muro, gracias a que son capaces de segmentar y filtrar con toda la información que les has dado, para poner un anuncio de pienso para perros solamente a los dueños de estas mascotas. Al final todas estas aplicaciones viven en su mayoría de la publicidad.

Pero durante estos últimos años estamos asistiendo al auge de los videojuegos gratuitos para todas las plataformas. Pero no hablamos de juegos desarrollados por estudios independientes o demos jugables que caducan al de un mes de su uso. Hablamos de juegos que han costado millones de euros en su desarrollo y que salen para ser jugados en línea gratis para siempre.

Si no has oído hablar de Fortnite, además de leer poco esta sección, tienes un problema social, porque todo el mundo habla de este videojuego. Es quizás el caso de éxito de un juego gratis al que se han unido últimamente al carro franquicias tan populares como Grand Theft Auto o desde el pasado miércoles Rocket League, un juego que hasta ese día era de pago y ahora pasa al modo free-to-play. Al menos han tenido el detalle de enviar una serie de mejoras y regalos en el juego a los usuarios que habían pasado por caja.

Si quieres estar al día, lo último de lo último es Among Us, que impulsado por un grupo de youtubers durante el confinamiento, se está jugando incluso en familia, ya que los jugadores utilizan cada uno su smartphone asumiendo un rol diferente dentro del juego.

Pero todavía no hemos respondido a la pregunta de nuestro titular, ¿quién paga esta fiesta? La respuesta está en los micropagos. En lugar de desembolsar de golpe los 50 euros de media que puede costar un título de esta categoría, vas a ir pagando poco a poco por determinados servicios o mejoras dentro del juego hasta quizás superar en muchas ocasiones su valor de venta. No es obligatorio realizar estas compras, pero si todos tus amigos tienen la nueva arma que acaban de poner en la tienda por 3 euros, no vas a ser tú el único que no la lleve en las batallas que vas a celebrar en tu juego online con millones de usuarios de todo el mundo. Ahora solo tienes que multiplicar tres por X millones y te sale el beneficio que pueden tener estos juegos.

Los youtubers graban las partidas que realizan, descubren trucos o atajos y emiten en directo como juegan con otros jugadores famosos. Los estudios han descubierto que esta es la mejor forma de hacer publicidad y animan o contratan a estos jugadores para que suban sus partidas a Youtube. En la actualidad Twitch es la plataforma de emisiones en directo de videojuegos del mundo, propiedad de Amazon, por encima de Youtube. En todo este modelo de negocio hay mucho dinero y por supuesto mucho trabajo y parece que la pandemia no le está afectando, así que, toma nota si eres emprendedor o buscas trabajo.

@juandelaherran