'España, ensayo de una guerra' arranca en DMAX

En la contienda española intervinieron las potencias europeas que participarían después en la II Guerra Mundial

09.11.2020 | 01:20
La Guerra Civil duró novecientos días.

 ¿Fue la Guerra Civil española un ensayo de la II GM? ¿Un laboratorio para probar armas y estrategias? ¿Sirvió de entrenamiento para una nueva forma de luchar? Este mes, dentro de su programación especial 12 Meses de Historia, DMAX analiza este hecho con el estreno de España, ensayo de una guerra  a las 22.30. Esta producción documental de seis episodios arroja luz sobre algunas incógnitas del conflicto español permitiendo indagar en los desconocidos propósitos a los que sirvió la Guerra Civil española a escala internacional. La serie muestra las evidencias de cómo los campos de batalla españoles sirvieron como laboratorio de pruebas tanto de nuevas armas como de tácticas militares, especialmente por parte de Alemania.

España, ensayo de una guerra sitúa al país como escenario de la primera cristalización violenta de las tensiones en Europa como resultado a las heridas no curadas de la IGM y la irrupción del comunismo y el fascismo en el continente. Durante los 900 días que duró esta guerra fratricida se probaron nuevas armas, se introdujeron novedosas tácticas de combate y se confirmó la importancia de las materias primas, la industria y los avances científicos y tecnológicos. Y todo ello como ensayo de las grandes batallas que seguirían la estela española y darían lugar a la II GM.

Tras la IGM y el triunfo de la revolución rusa, ninguna guerra civil en Europa podía ser una contienda exclusivamente nacional. Por eso, en medio de un ambiente prebélico, se produjo la importante internacionalización de la contienda española con la intervención, directa o indirecta, de las potencias europeas que participarían después en la II Guerra Mundial y sentarían las bases para la Guerra Fría posterior.