Educación digital y ciberseguridad

Mensajería: algunas 'apps' menos conocidas y más privadas

WhatsApp es la reina de las 'apps' de mensajería en nuestro país, seguramente porque fue la primera que se instauró. Muchas personas la usan a diario, aunque su privacidad esté en entredicho desde que Facebook la adquirió. Pero hay otras aplicaciones de mensajería instantánea más privadas que también podemos utilizar.

24.07.2020 | 14:01
Además de Whatsapp, hay otras opciones

Siempre debemos tener presente que en Internet nadie regala nada, y si una empresa nos ofrece una aplicación gratuita es porque va a ganar dinero de alguna forma, generalmente a través de la publicidad y de los datos que generamos usando esa aplicación, a no ser que se trate de una de código abierto.

El código abierto es un modelo de desarrollo de software basado en la colaboración abierta. La idea del código abierto se centra en que al compartirlo con otros programadores, el programa resultante será de mayor calidad. El código abierto, entre otras cosas, ofrece acceso al código fuente para verlo, modificarlo, corregirlo o añadir más prestaciones; permite que el programa pueda obtenerse de forma gratuita; ofrece la posibilidad de evitar monopolios del software propietario para no depender de un único fabricante; y supone un modelo de avance, porque la información no se oculta y cualquiera puede ver si un programa realmente recopila información, hace cosas que no debería, etc.

En lo que se refiere a la privacidad, hay diferentes aplicaciones de mensajería que superan a WhatsApp. Telegram es una de ellas y está adquiriendo muchos nuevos usuarios. Fue desarrollada por los hermanos Nikolái y Pável Dúrov y tiene su sede principal en Dubái. Al igual que en WhatsApp, aquí se pueden añadir archivos adjuntos de todo tipo, con un límite de 1.5 GB cada uno, y también dispone de canales de difusión y grupos. Se pueden realizar llamadas de voz y tiene chats secretos exclusivos para conversaciones totalmente privadas y seguras, según sus creadores.

Signal es una aplicación de mensajería instantánea, libre y de código abierto, que hace hincapié en la privacidad y la seguridad. Está gestionada por Open Whisper Systems. El programa puede utilizar SMS o MMS convencionales para comunicarse con otros usuarios que no lo tengan instalado.

La aplicación cifra automáticamente todas las conversaciones mantenidas con otros usuarios registrados. Los archivos multimedia y otros documentos adjuntos también son cifrados. Permite establecer conversaciones grupales que estarán automáticamente cifradas, siempre que todos los participantes sean usuarios registrados de la aplicación.

Signal evita la captura de pantalla por defecto, como una medida de privacidad. Open Whisper Systems garantiza no tener acceso al contenido de los mensajes, por la naturaleza del servicio, y pone a disposición el código fuente completo en el sitio web GitHub. Esto permite que cualquier persona interesada pueda examinar el código y ayudar a los desarrolladores para mejorar el programa y verificar que funciona correctamente.

Otras aplicaciones privadas aún menos conocidas son Wickr Me, Dust, y la app de mensajería que viene integrada en los dispositivos de Apple iMessage, que aunque sea conocida por los usuarios de iPhone, muy pocos la utilizan y se decantan por WhatsApp. Hay vida más allá de WhatsApp.