Buen Gobierno y RSC

Navarra se potencia como un referente en responsabilidad social empresarial

Sus armas son políticas públicas orientadas a lograr una sociedad y unas empresas, de todos los tamaños, más sostenibles e inclusivas

10.12.2021 | 17:06
La responsabilidad social se aplica a cualquier tipo de empresa.

Según la Comisión Europea, la Responsabilidad Social Corporativa es la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones empresariales y en sus relaciones con sus interlocutores. Para facilitar este proceso el Gobierno de Navarra ha desarrollado InnovaRSE, un sistema de gestión propio dirigido principalmente a pymes, trabajo autónomo, micropymes y sector público de la Comunidad Foral.

El Ejecutivo se ha comprometido a situar sus empresas en lo más alto gracias a la responsabilidad social empresarial. Fijar la mirada en los aspectos económicos, medioambientales y éticos son tres de los ejes fundamentales en los que quiere incidir el Gobierno navarro, a través del sistema de gestión InnovarRSE que se lanzó el 2009, para exprimir todas las oportunidades de todas las compañías. Y es que, una gestión responsable puede generar mayor competitividad, sostenibilidad y beneficios para la sociedad logrando ser más inclusiva y estar mejor posicionadas. De esta forma, no solo se consiguen rentabilidad para la empresa, sino también para la población en general.

Muchas empresas navarras se han unido al sistema de gestión de responsabilidad social, que destaca por su éxito desde su implantación. Un modelo a seguir que busca ser pionero en un mercado y en un escenario en el que las cuestiones ambientales y sociales crecen día a día. Además, no solo se centra en las organizaciones, instituciones y empresas de gran tamaño, sino también en las pymes y en los autónomos, dándoles así a todos la oportunidad de involucrarse en el proyecto.

El Gobierno de Navarra analizó recientemente en una jornada los retos y los beneficios que la responsabilidad social puede deparar en todas ellas. Más de 500 empresas han conseguido el sello InnovaRSE que acreditan su compromiso con la sostenibilidad. Para el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo, "el sector privado empresarial tiene un factor fundamental en la consecución de la Agenda 2030, a la vez que puede beneficiarse de la incorporación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)". Igualmente, la UE considera la RSE como una "certificación comercial en el mundo", gracias a la cual, Europa se ha convertido en el continente más verde del planeta. "El ser europeo es el sello que queremos vender en el mundo. Por tanto, la RSE supone una obligación, como también nos lo marca la UE para la llegada de los fondos europeos", concreta Irujo.

InnovaRSE ha definido metodologías que se adaptan a las diferentes formas de cualquier entidad u organización, pudiendo aplicarse a pymes, profesionales del trabajo autónomo y entidades locales

Inicios En 2008, el Ejecutivo navarro, en respuesta a la moción aprobada por el Parlamento en noviembre de 2007 y a las recomendaciones internacionales y estatales en esta materia, inició una línea de implantación de la RS. Desde entonces, promueve y desarrolla InnovaRSE para impulsar la implantación de la RS en las empresas de manera activa, aportándoles tanto un sistema de gestión como una serie de recursos económicos y técnicos para su desarrollo.

Esta iniciativa trabaja en definir diferentes metodologías para la incorporación de criterios de Responsabilidad Social basada en la verificación de Decálogos de Sostenibilidad. Facilita ayudas económicas para la implementación de dicha metodología en sus sucesivas etapas. Proporciona formación al personal consultor acreditado homologado que presta apoyo técnico a las empresas durante todo el proceso. Establece instrumentos de reconocimiento a las empresas que se integran en el sistema.

adhesión Para incorporarse al sistema de gestión InnovaRSE las empresas comienzan con una primera etapa de planificación inicial de la responsabilidad social, que consiste en realizar un diagnóstico de su situación en relación a las tres dimensiones de la sostenibilidad (ambiental, social y económica) y diseñar un plan de actuación en las áreas de mejora pertinentes. Y la segunda etapa consiste en el desarrollo de este primer plan de actuación. Durante la ejecución del mismo se ponen en marcha los proyectos o actividades previstas para lograr los objetivos propuestos.

Pero InnovarSE se concibe como un proceso de reflexión y mejora continua, con lo que el trabajo no finaliza una vez desarrollado el primer plan de actuación. Una vez implantado, es preciso evaluar los resultados obtenidos y valorar los cambios experimentados en las tres dimensiones de la sostenibilidad, lo que supone iniciar de nuevo el ciclo estratégico. Este nuevo análisis sirve, a su vez, para identificar nuevas áreas de mejora y estructurar una serie de medidas para la consecución de nuevos objetivos y así sucesivamente.

noticias de deia