Pesca

Consecuencias del 'brexit', para el sector pesquero

14.05.2021 | 08:38
La comercialización de pescado en lonja también redujo su volumen un 11% el año pasado.

Desde el Gobierno vasco se prevé adoptar unos pasos a seguir para que la actividad no se vea resentida por la nuevas situaciones

Durante los próximos 5 años, la flota va a poder seguir pescando donde lo hacía hasta ahora, a cambio de la cesión progresiva de las cuotas de pesca a la flota británica hasta llegar a una reducción de 25%. En consecuencia, la flota británica además de aumentar cuota pesquera, verá incrementada su cuota de mercado en Europa, sin coste alguno, al tener un mejor posicionamiento por la dimensión que alcanza su oferta debido a los incrementos anuales de cuota.

Estas conclusiones son a las que han llegado el Gobierno Vasco tras un encuentro con representantes del sector pesquero (altura, bajura y comercialización) para analizar las consecuencias del 'brexit'.

Por todo ello, sumado a los problemas logísticos y burocráticos que ya se están dando en la actualidad para la flota europea expulsada por el Reino Unido, el gobierno vasco considera que "el periodo transitorio definido es insuficiente y el escenario de los próximos años para la flota de Euskadi es incierta", teniendo en cuenta que una vez finalizado dicho periodo la negociación de cuotas entre la UE y Reino Unido va a ser anual.
 

Cofradías


La actividad comercial de las cofradías vascas se ha visto afectada por la pandemia y por la repercusión que ésta ha tenido en la costera, sobre todo de la anchoa, cuyas principales descargas se efectuaron en puertos cántabros y asturianos.

Por contra, la campaña de bonito transcurrió de manera satisfactoria y la pesquería de la sardina también mejoró los registros de 2019. Pero en conjunto, en 2020, el pescado comercializado en las cofradías vascas se ha recortado un 11% en volumen y un 20% su valor de ventas, respecto a 2019.
 

La recaudación en 2020 en las cofradías vascas fue un 20% menor que en el ejercicio anterior

En el último año, las especies que han reforzado su cotización en lonja han sido el bonito del norte, la merluza y el chicharro, mientras que el verdel, la anchoa y la sardina destacan por importantes reducciones en su precio en lonja.

La evolución teniendo en cuenta los últimos tres años ha estado caracterizada por un ritmo descendente en el pescado manejado en las cofradías vascas. Se parte de unos registros muy positivos en el año 2018, que revierten su comportamiento a la baja a partir de 2019: primero, por la merma de las descargas de verdel en 2019, y después, en 2020, debido a las menores capturas de anchoa y la venta de éstas en puertos de otros territorios como Cantabria y Asturias, por cambios adoptados en la operatividad de la pesca a causa del Covid-19.

En total, el último año se ha saldado con una recaudación 20% inferior a la de 2019 en las cofradías vascas. En el lado positivo destacan las campañas de bonito del norte, con un 2,4% más de ventas, y de la sardina.

 


noticias de deia