Mesa de Redacción

Terraplanistas con barriga

01.09.2021 | 01:15

Hay una pandemia más longeva y hasta más peligrosa que la del covid-19. La provocan los virus del sedentarismo y de los hábitos insanos de alimentación, que causan el mal de la obesidad. La Organización Mundial de la Salud cifra en 2,8 millones el número de personas que fallecen al año en el mundo por esta enfermedad. Estas víctimas mortales son una mínima parte de los cientos de millones de negacionistas que pueblan el planeta y que no consideran que lo que tienen es una enfermedad, sino unos kilitos de más que se caen de la mesa y se matan. No hay una vacuna para este mal. Sí hay medicamentos que mitigan los estragos que provocan los virus: la arterioesclerosis, las cardiopatías, la hipertensión, la diabetes.... No hay vacuna, decía, y ni falta le hace. Porque lo que hace falta es educación y concienciación. La educación tendría que empezar a inocularse en el organismo desde la más tierna infancia y, sin embargo, vemos cómo la asignatura de educación física sigue siendo una maría a la que se adelgaza de horas lectivas a la mínima oportunidad. ¡Va usted a compararla a un buen cocido de letras con sus sacramentos de ciencias! Tampoco hay mucha campaña de concienciación (y siempre con la boca pequeña, ¡vaya paradoja!) sobre la necesidad de introducir el ejercicio físico en el ocio ciudadano a través incluso de la receta médica. Y no hay quien ponga a dieta verbal a los terraplanistas de oronda barriga y negacionistas de esta pandemia. Ellos verán. Con su pan se lo coman.

Blogs de Deia
Foros Deia
noticias de deia