ENCUENTRO DEIA: FORMACIÓN PROFESIONAL

FP, la vía formativa para ‘aprender haciendo’

La FP es una alternativa del itinerario formativo por la que se decantan muchos jóvenes vascos, que cuenta en Euskadi con una realidad específica motivada por su estrecha relación con el mundo empresarial

09.02.2020 | 02:52
Daniel Irazola, Roberto García, Javier Moratinos e Iraide Olivares, durante la celebración del Encuentro que tuvo lugar en la redacción de DEIA.Foto: Jose Sampedro

La FP es una alternativa del itinerario formativo por la que se decantan muchos jóvenes vascos

EL mundo de la educación es uno de los pilares sobre los que se sustenta la sociedad actual, un mundo que está en constante transformación y que camina de la mano de la formación. Entre todas las opciones formativas que existen hoy en día, la FP se ha convertido en una vía más del itinerario formativo por el que se decantan muchos jóvenes vascos que encuentran en estos estudios la herramienta perfecta para ir limando su futuro profesional.

Defensores a ultranza de este modelo, DEIA reunió la semana pasada en un nuevo Encuentro de Expertos a un nutrido grupo de especialistas y directores de centros de Formación Profesional de Bizkaia. Iraide Olivares, directora de CIFP Elorrieta-Erreka Mari LHII; Roberto García, director del Área Formativa de Peñascal Kooperatiba; Daniel Irazola, director de San José Maristak Ikastetxea Durango y Javier Moratinos, director de San José de Calasanz Ikastetxea pusieron sobre las mesa cuál es la realidad de la Formación Profesional vasca y cuáles son los retos a los que se enfrenta.

El primer punto a debatir cursó en torno a la adaptación de la educación a los cambios sociales que se están dando hoy en día. Daniel Irazola, de Mariskak Ikastetxea de Durango, fue el primero en tomar la palabra para exponer aquellos aspectos que, a su juicio, están requiriendo un cambio en la educación, cuestiones que tienen que ver con los hábitos de vida de los jóvenes, los estímulos, y por supuesto, con la incorporación de la TIC. Para Irazola, estas tres cuestiones son principalmente las que están dando la vuelta al sistema educativo.

Javier Moratinos se mostró de acuerdo con la percepción de Irazola y añadió que el sector de la educación, al igual que cualquier otro, se tiene que amoldar a todas esas personas que llenan en estos momentos las aulas y que la mayoría de sus hábitos están relacionados con las tecnologías. En su opinión, se está haciendo un gran esfuerzo a todos los niveles, desde centros, profesorado e instituciones, para conseguirlo.

Roberto García, de Peñascal Kooperatiba, al igual que sus compañeros de mesa, da mucha importancia al valor de las personas en este proceso de cambio educativo del que están siendo testigos pero añade que, a su juicio, es fundamental mirar hacia el futuro. "Tenemos que preparar a los jóvenes para vivir un mundo que no sabemos cómo va a ser y por ello, hay que formarles no tanto en contenidos sino con herramientas personales y competencias para que sepan adaptarse a la realidad que les toque vivir".

Iraide Olivares, por su parte, profundiza aún más sobre estos cambios pero desde la perspectiva propia de ser el único centro público de Formación Profesional de los cuatro presentes en el Encuentro. La directora del CIFP Elorrieta Erreka Mari LHII añade que son las propias necesidades que demanda la sociedad las que nos están marcando el camino a tomar. "En nuestro caso concreto, el peso de la empresa es fundamental, ya que atendiendo a sus necesidades formamos a nuestros alumnos".

Para conseguirlo, Elorrieta-Erreka Mari atiende las cualificaciones que demanda la empresa y las competencias específicas y técnicas del momento, sin olvidarse de las transversales, concepto este último en auge que tiene que ver con la educación en valores. Bajo este prisma, Olivares argumenta que en estos momentos el foco de atención se está poniendo en los valores de las personas.

Partiendo de esta idea y de la estrecha relación que existe entre la FP y el mundo empresarial, los cuatro ponentes están de acuerdo en la importancia que los empresarios otorgan a los valores de los estudiantes de FP a la hora de contratarles. Buscan profesionales capacitados en competencias transversales más que alumnos preparados en una actividad concreta, comentan.

Esta formación basada en competencias está implicando a su vez un esfuerzo por parte de los equipos humanos de los centros de FP, así como tener que recurrir a otro tipo de herramientas de aprendizaje como la búsqueda de información, gestión de la organización... Adaptarse a estos cambios está siendo el gran reto de los centros a los que representan los participantes al Encuentro DEIA.

Planes de la FP para Euskadi Uno de los pilares sobre el que se apoya el modelo de la FP en Euskadi es el V Plan Vasco de Formación Profesional, donde aparecen recogidas todas de las acciones estratégicas del ejecutivo vasco para los próximos años y el horizonte hacia donde avanza.

Los asistentes a la cita con DEIA han puesto en valor el documento a la hora de trabajar al unísono en el desarrollo de la futura FP vasca. El objetivo de este V Plan busca impulsar la formación del alumnado adecuándose a las oportunidades que ofrece y necesidades que exige en estos momentos la cuarta revolución industrial. Esta hoja de ruta establece que áreas como la industria, los servicios, la agricultura o la salud van a experimentar en los próximos años un profundo cambio, tanto en lo que respeta a la formación como a su aplicación profesional.

El avance hacia la Industria 4.0, en áreas concretas como la ciberseguridad, la fabricación aditiva, robótica, o todo lo relacionado con la sensórica se perfilan como el futuro de los nuevos campos formativos, y por ello, tanto el citado Plan como los centros vascos de FP ya están trabajando en dar forma a esta necesidad.

Un ejemplo de los nuevos campos formativos lo encontramos en la ciberseguridad, un curso que ya imparte el centro de Durango y también Elorrieta-Erreka Mari. En palabras de Irazola, "este curso da respuesta a una necesidad concreta que existe en estos momentos. Desde que las empresas se han digitalizado han comenzado a sufrir ataques y de ahí ha surgido la necesidad".

Para el director de San José de Calasanz, el último Plan Vasco de FP no responde tanto a la Industria 4.0 sino que afecta a campos muy diversos como las biociencias, donde la robótica y las tecnologías avanzadas se unen a contenidos de carácter sanitario. A su entender, en estos momentos se están desarrollando campos híbridos entre diferentes mundos. "En nuestro caso concreto, ofertamos cursos que tienen que ver con la unión entre la fabricación aditiva y el mundo sanitario, ya que la Industria 4.0 se está extendiendo también al mundo de los servicios".

Desde Peñascal Kooperatiba, el encargado de Área de FP corrobora lo señalado por Moratinos al indicar que los estudios relacionados con la atención sanitaria también se están apoyando en la digitalización y en la tecnología, por lo que también se incluyen en el concepto de Industria 4.0 al igual que el resto de familias profesionales.

Realidad vasca Los centros de FP en Euskadi viven una realidad diferente al del resto del Estado. Aquí, la preparación de los jóvenes para la inserción laboral tiene un matiz muy local. Irazola explica el porqué de esta diferenciación argumentando que "desde nuestros centros buscamos dar respuesta a las necesidades concretas de cada comarca de la manera más rápida y ágil posible". Así, por ejemplo, añade, la producción de mecanizados está muy presente en muchos de nuestros valles, pero dependiendo de la zona, ese mecanizado se dirige a un sector económico u otro. Los centros formativos debemos preparar a nuestros alumnos según la producción concreta de la zona, en donde ofertarán sus servicios una vez concluido el aprendizaje. Este reflejo de las necesidades de cada zona permite a los equipos directivos de los centros adaptar su oferta a dicha realidad.

En palabras del director del Área Formativa de Peñascal, cada centro puede adaptarse a ese contexto local, incluso va más allá al afirmar que el centro puede llegar a adaptar el título formativo a la realidad concreta de la comarca, lo que una vez más pone de manifiesto la estrecha relación que existe entre los centros de FP y el tejido industrial de cada zona.

Para Moratinos aquí se encuentra el 'quit' de la cuestión. El director de San José de Calasanz Ikastetxea señala que el origen de la FP está en la necesidad empresarial de cada momento.

Pero no hay que olvidar que está estrecha relación entre la FP y la industria plantea nuevos retos al modelo como, por ejemplo, la brecha salarial entre unos sectores y otros, motivado por las preferencias de los alumnos hacia unas familias profesionales concretas. En este apartado, el director de San José Maristak de Durango argumenta que no es que se pague menos a una mujer que a un hombre ejerciendo el mismo trabajo, sino que hay ramas profesionales, principalmente las industriales, que se pagan más y la realidad demuestra que esas ramas están ocupadas principalmente por personal masculino".

"Debemos hacer una apuesta como país, subraya Irazola, para buscar el equilibrio entre hombres y mujeres en el campo del mundo industrial".

Esta idea sobre la brecha salarial es compartida por Olivares, quien resalta el trabajo que se está haciendo desde la viceconsejería del Gobierno vasco con el fin de motivar a las mujeres para que se decanten por la rama industrial a la hora de elegir los estudios.

La directora de Elorrieta aprovecha para poner sobre la mesa una realidad desconocida. "A nuestro centro llegan solicitudes de empresas que buscan fundamentalmente mujeres para trabajar en la soldadura debido a la precisión que tienen".

Romper con estos estereotipos sociales es una de las barreras a la que se enfrentan los representantes del mundo de la educación presentes en las instalaciones de DEIA.

En el campo asistencial, Moratinos pone el ejemplo contrario, "a nosotros, al ser un centro de formación de servicios nos piden auxiliares de enfermería hombres, un área donde la mayoría son chicas".

Al igual que los directores de CIFP Elorrieta Erreka Mari LHII y San José de Calasanz, el responsable de Área de Peñascal Kooperativa y de San José de Maristak se muestran partidarios de buscar una solución a este problema, una solución que pasa obligatoriamente por alcanzar el equilibrio entre los estudios de rama asistencial e industrial entre hombres y mujeres.

Mientras que para Irazola este equilibrio está cada vez más cerca, el resto de los ponentes no tienen la misma percepción y apuntan que aún falta mucho para alcanzar el soñado equilibrio.

Periodo de prematrícula Próximamente los centros vascos de FP van a afrontar el periodo de prematricula para el curso 2019/2020, cuyo plazo estará abierto del 3 al 14 de junio. Con el nuevo curso en puertas, los cuatro representantes de la FP valoran la incidencia del modelo entre la población vasca.

Aunque todavía queda mucho camino por recorrer, la FP ha avanzado enormemente en las últimas décadas. Los cuatro coinciden en que se ha recorrido un largo camino en cuanto al incremento de alumnos matriculados en este modelo. Pero Moratinos ahonda que "las cifras que marca Europa están todavía muy lejos de las nuestras", ya que establecen un 70% de alumnado en FP para poder cubrir las necesidades del mercado laboral.

Respecto a los trámites para realizar la prematrícula, en esta ocasión no se esperan cambios significativos. Tras la novedad de la bolsa única, implantada hace aproximadamente dos campañas, el alumno elige el ciclo que quiere cursar y los centros donde realizarlo y a partir de esa selección el Departamento de Educación del Gobierno vasco establece la prioridad de los alumnos en función del corte de nota obtenida al finalizar la ESO.

Dejando a un lado los requisitos, Moratinos saca a la palestra el grado de satisfacción de los alumnos de FP. El representante de San José de Calasanz asegura que los alumnos de su centro se muestran satisfechos de la formación que han obtenido. Hay una parte de alumnado que tiene claro que quiere acudir a la FP, ya que lo suyo no es el aprendizaje tradicional sino un contacto más estrecho con lo que será su profesión, un aprendizaje basado en metodologías mucho más amenas y adaptadas al cambio social que se está dando en las aulas.

Por su parte, para Olivares uno de los grandes beneficios que aporta la FP es que abre dos grandes vías al alumno: por un lado, la inserción laboral, y por otro, la opción de seguir con el itinerario formativo incluso hasta alcanzar la universidad. La directora de CIFP Elorrieta-Erreka Mari LHII añade otro aspecto que, a su juicio, es muy valorado por los jóvenes y que tiene que ver con la motivación que implican algunas de las familias formativas, al tratarse de estudios mucho más prácticos, atractivos y a la vez, más breves. En resumen, "se trata de aprender haciendo".

El responsable del Área Formativa de Peñascal, además de compartir las opiniones de Olivares, añade que esta implicación viene como consecuencia de que lo que se aprende tiene una finalidad concreta. García subraya que la aplicabilidad de los aprendizajes es una de las grandes diferencias que aporta la FP frente a los estudios tradicionales, que incluso ha llevado a muchos alumnos a cambiar su actitud ante los estudios.

El itinerario formativo de la FP viene marcado por la FP Básica, los ciclos medios y los ciclos superiores. Atendiendo a los datos de matriculación, actualmente la mirada está puesta en los ciclos formativos y según apunta Irazola, "en la actualidad la demanda de ciclos formativos supera a la oferta que impartimos los centros".

Por su parte, García, de Peñascal, apunta que el incremento de esta demanda viene motivada por la estructuración que se ha realizado a nivel estatal de todo el escenario que agrupa la FP y que va desde las familias profesionales hasta su relación con estudios no reglados como la formación para el empleo o el reconocimiento de las competencias de los trabajadores y su confluencia con Europa. En resumen, estamos hablando de una organización mucho más amplia que está permitiendo, por ejemplo, que un trabajador formado en España pueda llegar hoy en día a trabajar en Hungria.

Esta nueva estructuración dispone a su vez de una legislación específica sobre el modelo que marca el escenario concreto de la Formación Profesional y como bien puntualiza el responsable de la FP en Peñascal, pone el foco de mira en la realidad productiva del momento.

"Se trata de un paso muy importante en el desarrollo de la FP, frente al modelo más academicista impuesto hasta hace años", resalta el director de Maristak de Durango.

FP Dual La implantación de la modalidad de FP Dual ha sido otro de los temas a debatir durante el encuentro, un modelo que ha tomado la influencia de su aplicación en otros países. Desde su puesta en marcha, la FP ha dado un salto gigantesco. La estructura de esta modalidad es muy evidente; el primer año el alumno aprende en el centro y el segundo pasa a poner en practica lo aprendido trabajando en empresas.

En el tema de la Dual, todos los ponentes al Encuentro destacan el valor añadido que supone que los jóvenes cobren un dinero por el trabajo que desarrollan en las empresas. Moratinos puntualiza que este hecho supone una apuesta seria no solo por parte de los centros sino también del alumnado y de la empresa.

En similares términos se explica Olivares y añade que la FP Dual es también una apuesta de la sociedad en general, al generar ciudadanos preparados para lo que demanda la sociedad.

Los responsables de la FP reconocen el esfuerzo que han hecho los centros formativos para adaptarse al sistema dual, al tiempo que confirman los buenísimos resultados que está obteniendo en el País Vasco. Como dato a tener el cuenta, el director de Maristak de Durango sitúa en un 52,63% la incidencia de alumnado en Formación Dual en su centro durante el presente curso.

Frente a la dual, Iraide Olivares añade otra modalidad más que imparten en Elorrieta-Erreka Mari y que tiene que ver con la Dual Especializada. "Se trata de cursos que diseñamos a raíz de las necesidades con las que nos encontramos y que buscan dar cobertura a ese requerimiento puntual".

Este plus de especialización está consiguiendo que muchos alumnos se lleguen a quedar definitivamente en aquellas empresas que le han formado.

Hoy en día muchas de estas especializaciones están dirigidas al área de la ciberseguridad, así como con familias profesionales relacionadas con la mecánica y la química, "necesidades que empresas de la talla de ITP o Tubacex están demandando", asevera la directora de Elorrieta.

La introducción de nuevas metodologías no ha pasado por alto durante el debate, que en palabras de Moratinos ha venido a revolucionar el modelo de aprendizaje en todas sus vertientes. A su juicio, la metodología es lo que más ha cambiado el panorama educativo en líneas generales. En primer lugar ha permitido colocar al alumno en el centro del proceso, con la implantación de métodos mucho más activos y participativos, apoyándose en competencias transversales, dando un viraje a las evaluaciones, apostando por el aprendizaje por retos?y un largo etcétera más.

Para Irazola, la metodología que se está aplicando en la actualidad está sobre la base de tres grandes conceptos; aprendizaje, colaboración y retos.

Para Roberto García, de Peñascal Kooperativa, hay un tema que no se puede pasar por alto, como es el rol que juega la FP como elemento socializador de las personas. En este sentido, su trayectoria, repleta de experiencias en Peñascal, le permite afirmar que la FP supone una vía muy importante para la integración de las personas en la sociedad.

En cuanto a la percepción que tienen los expertos de la FP sobre su futuro, el director de San Jose Maristak de Durango cree que la clave está en saber mantener la situación con menos gente, es decir, mantener el tejido empresarial con una menor población provocada por la disminución demográfica de la masa trabajadora.

Esta realidad no se puede negar y para darle solución, el representante del Peñascal Kooperativa insiste en que la sociedad tiene que cambiar la mirada hacia la inmigración. "Debe cambiar el discurso que se hace desde diferentes ámbitos de la inmigración como algo negativo, teniendo en cuenta que va a ser necesario contar con gente de fuera para mantener la sociedad, ya que no vamos a ser capaces de mantener las necesidades que la sociedad plantea. El primer paso para afrontar el futuro es, por tanto, que necesitamos reajustar la mirada hacia la inmigración", subraya García.

Cada uno de los directores que han acompañado a DEIA en este recorrido por el escenario de la FP en Euskadi tienen una visión diferente del futuro. Así, por ejemplo, para el director de San José Calasanz Ikastetxea, el futuro se presenta complejo. "Tenemos mucho que recorrer todavía en cuanto a gestión de los propios centros de FP, además de estabilizar nuestra propia manera de hacer las cosas; mucho que hacer en innovación..., sin olvidarnos que tiene que seguir existiendo una estrecha colaboración con el mundo empresarial y laboral".

Olivares pone el acento en la innovación en su mirada hacia el futuro. En estos momentos el esfuerzo institucional vasco se dirige a crear una cultura innovadora en los centros de FP en colaboración con las empresas. "Yo estoy de acuerdo en que ese es el camino en el que hay que seguir trabajando, al igual que en el emprendimiento, poniendo la mirada en el ya mencionado V Plan Vasco de FP", argumenta.

Por último, el máximo responsable de San Jose Maristak Ikastetxea de Durango, además de mostrarse de acuerdo con la representante de Elorrieta, añade que a su juicio, el futuro de la FP tiene que darle una vuelta a la gestión de las personas y también a la gestión organizativa (legislación, inspección...).

Como conclusión, los asistentes al Encuentro están de acuerdo en que la clave de futuro de los centros de FP va a estar en dar con el modelo organizativo apropiado, tanto en cuanto a servicios, integración en la sociedad, estructura interna...