La industria vasca recupera casi el 80% de la producción perdida por el covid

El sector creció un 10,4% entre enero y noviembre del año pasado impulsado por el metal, la maquinaria y la alimentación

11.01.2022 | 00:11
Imagen de archivo de un trabajador de la industria.

 Las fábricas vascas mantuvieron una intensa actividad en noviembre a pesar de la llegada de la sexta ola del covid. A la espera del balance de diciembre, la producción industrial vasca acumuló en los once primeros meses de 2021 un crecimiento del 10,4%, muy cerca ya del desplome del 13,3% registrado durante todo 2020. De modo que se ha recuperado ya el 78% del terreno perdido por el coronavirus. O lo que es lo mismo, solo queda por rescatar una quinta parte de la caída.

Son algunas de las claves del Índice de Producción Industrial hecho público ayer lunes por Eustat, que señala al metal, la producción de maquinaria y la alimentación como principales motores del cambio de ciclo.

La huella de la pandemia, sobre todo de los meses del confinamiento, es muy profunda en el conjunto de la economía. Sin embargo, el sector manufacturero, penalizado además por los problemas de suministro, vivió una auténtica pesadilla en 2020. El año ya había empezado mal por la esperada ralentización de la economía y la crisis sanitaria fue demoledora. La situación no mejoró hasta la vuelta del verano y el alivio fue tan leve que el año se cerró con una histórica caída de más de trece puntos.

El arranque de 2021 tampoco fue bueno y no hubo crecimiento hasta marzo. Era una evolución lógica, por que el dato de aquel mes se comparaba con el inicio del confinamiento. El repunte interanual de abril (65%) también está distorsionado por el mismo motivo. De modo que hasta junio, coincidiendo por cierto con el inicio de la vacunación de los trabajadores, no se estabilizó la estadística. La línea a partir de entonces ha sido constante, con un bache en septiembre y octubre que ha situado la media de crecimiento acumulada en torno al 10%. En ese sentido, llama la atención el repunte interanual de noviembre (6,6%), con un comportamiento territorial dispar, pero que refuerza la tendencia en los tres casos. Así, Gipuzkoa lideró el crecimiento en noviembre con un ritmo superior al 9%, mientras que Bizkaia rozó el 4% y Araba se situó en torno a la media (6,9%).

En el balance acumulado en los once primeros meses del año, la industria guipuzcoana también está a la cabeza (13%), pero la distancia no es tan grande ya que Bizkaia crece un 9,3% y Araba un 8,1%.

Hoy martes se conocerá el Índice de Producción Industrial del Estado y podrá compararse el desempeño de las fábricas de Euskadi en relación con la media y con otras comunidades. Hasta el dato de octubre, la industria vasca crecía dos puntos más que el conjunto de España y duplicaba por ejemplo el ritmo de Madrid. Y lo más importante es que la evolución es positiva en todos los grandes sectores industriales.

sectores
 

Según las estadística de Eustat, los Bienes de consumo registraron hasta noviembre un incremento del 17,9%, con una subida del 19,0% en los Bienes de consumo duradero y del 17,7% en los Bienes de consumo no duradero. En el epígrafe Bienes de consumo duradero están presentes las actividades de fabricación de muebles y aparatos domésticos. La fabricación, procesado y conservación de alimentos, la fabricación de productos para la limpieza e higiene, así como la confección de prendas de vestir son, entre otras, las actividades englobadas en el gran sector de Bienes de consumo no duradero.

Los Bienes de equipo (donde se encuadran la fabricación de vehículos de motor, la construcción de locomotoras y material ferroviario y la construcción aeronáutica o naval), por su parte, aumentaron un 8,6% en relación a noviembre del año anterior. Su ritmo es más bajo precisamente porque la automoción y la fabricación de componentes de aviones son dos de las actividades más afectadas por los cuellos de botella de los suministros y también por la caída de producción a nivel mundial.

La Energía creció en términos interanuales un 7,3% en noviembre de 2021. En este sector se incluyen la producción y el suministro de energía eléctrica y el refino de petróleo, Petronor, que es otra de las actividades rezagadas. Los Bienes intermedios, sector donde están incluidas las actividades de metalurgia, la industria química y la fabricación de productos de caucho y plástico, por su parte, tuvieron una subida del 2,2%. Entre los sectores con mayor peso en la economía vaca, el metal avanzó un 6% en noviembre, la energía un 10,7%, la maquinaria un 15,6% y la industria alimentaria un 17%.

noticias de deia