La vasca Neinor ultima la compra de Célere para ser la mayor inmobiliaria del Estado

La promotora reconoce su interés y duplicaría sus activos si se materializa la operación con la compañía madrileña

08.11.2021 | 20:25
Promoción de Neinor Homes en Bolueta.

Suma y sigue para Neinor Homes, que tras absorber Quabit a principios de este año ha movido ficha para comprar Vía Célere y convertirse en la mayor promotora de vivienda del Estado. La compañía con sede en Bilbao ha informado de su interés por adquirir la firma madrileña, que tiene una fuerte presencia en Andalucía, Valencia y que recientemente ha iniciado la construcción de tres inmuebles en Barakaldo y uno en la localidad navarra de Huarte.

Las dos promotoras inmobiliarias rechazaron comentar la operación. Se han iniciado los primeros contactos y ambas apelaron a la cautela a la hora de confirmar o desmentir la existencia de un acuerdo o la posibilidad de que cristalice la venta. Neinor Homes, cuyo consejero delegado es el bilbaino Borja García-Egotxeaga, tuvo que informar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de su interés por su condición de empresa cotizada.

Automáticamente, el regulador suspendió la negociación de sus acciones hasta disponer de más información, sujeta de momento a confidencialidad. Como ocurre en estos casos, el mercado fue el encargado de valorar la operación y lo hizo de forma muy positiva. Los títulos de Neinor Homes cerraron muy cerca de los 12 euros, en niveles máximos del año -12,58 euros el 3 de septiembre- tras una subida de más del 4% en un mercado continuo que tuvo un comportamiento plano.

Los inversores dieron por buena la compra, que permitiría a Neinor Homes dar otro salto en su crecimiento y liderar el sector residencial. En el contexto del análisis de potenciales operaciones estratégicas en el mercado inmobiliario español, Neinor está participando en un proceso de valoración preliminar de una posible operación de integración relacionada con Vía Célere y ha suscrito, como es habitual en estos casos, un acuerdo de confidencialidad y exclusividad", explicó la promotora vasca a la Comisión del Mercado de Valores.

A pesar de que algunas informaciones en la prensa económica madrileña apuntaron que las negociaciones están "avanzadas", Neinor enfríó las expectativas. Así, la inmobiliaria afirma que no solo no ha alcanzado un acuerdo sobre posibles términos y condiciones de una eventual operación, ni siquiera "se ha tomado ninguna decisión al respecto y que no existe certeza alguna de que se llegue a adoptar".

Lo cierto es que si se materalizara la segunda operación corporativa de Neinor en lo que va de año, se crearía la primera promotora residencial del Estado español, con activos por valor de unos 3.700 millones de euros.

Neinor casi duplicaría así su cartera promotora, que alcanzó los 2.000 millones tras la absorción de Quabit, ha avanzado durante este año hasta los 2.100 millones y sumaría unos 1.600 millones de Via Célere. Para llegar a ese punto tendrá que alcanzar un acuerdo con el fondo estadounidense Värde, que lleva varios meses buscando fórmulas para recuperar su inversión en el ladrillo español, que rondaría los 500 millones, y cumplir con el principal cometido de todos los fondos: generar valor para sus partícipes.

En su caso, Värde tiene interés por deshacerse cuanto antes de su participación en La Finca, una promotora de oficinas de lujo madrileña que tiene además un parque empresarial en Pozuelo de Alarcón.

De hecho lleva más de un año intentando abandonar ese proyecto, que se ha visto salpicado por también por las tramas de espionaje del excomisario José Manuel Villarejo. Presuntamente, la principal accionista de La Finca, Susana Cereceda, habría contratado a Villarejo para espiar a competidores.

De forma paralela y al margen de esa desinversión, Värde ha encontrado en Neinor Homes un candidato para hacer líquida su otra gran apuesta en el Estado, Vía Célere, y dar rentabilidad a sus inversores. Neinor por su parte encuentra otra línea de crecimiento.

UN GRUPO EN FASE DE EXPANSIÓN

La promotora inmobiliaria fundada por BBK y la sociedad de capital riesgo Talde está mostrando un gran apetito de crecimiento. Kutxabank vendió la compañía al fondo de inversión Lone Star en 2015 y desde entonces se ha posicionado como uno de los principales protagonistas del sector inmobiliario español. Con una nueva estructura accionarial liderada por los fondos Orion, Adar y el Banco de Montreal y tras su salida a Bolsa, su expansión ha sido muy intensa.

A principios de año, Neinor Homes también anunció la fusión por absorción de Quabit Inmobiliaria por medio de una ampliación de capital cercana a los 56 millones de euros para cabida en su capital a los accionistas de la empresa absorbida. De esta forma, los accionistas de la promotora inmobiliaria pasaron a controlar el 93% de la compañía resultante tras la fusión, mientras que se dio entrada a los accionistas de clase A de Quabit con una participación del 7%. Quabit aportó un suelo de 7.000 viviendas, 268 de ellas terminadas, 1.337 en construcción, 2.800 de suelo finalista y otras 2.600 unidades de suelo estratégico a un precio de 12 euros el metro cuadrado. Gracias a esta operación, Neinor elevó su banco de suelo a 16.000 viviendas.

Vía Célere por su parte está muy bien posicionada, con 2.256 unidades entregadas entre mediados de 2020 y 2021. La cifra de ventas de la compañía alcanzó los 305 millones de euros en los primeros seis meses de 2021, un 71% más que el año pasado, con un ebitda de 43 millones de euros, un 159% más.

Si cristaliza la operación con Neintor nacería un gigante con una cartera de 37.000 viviendas, un ebitda de 187 millones y unos activos valorados en 3.770 millones.

noticias de deia