Presidenta de PWN Bilbao

Rosa Urtubi: "En igualdad de condiciones, el sesgo lleva a elegir al hombre"

Rosa Urtubi, presidenta de PWN Bilbao, lanza un claro mensaje: "Hay mujeres de sobra con talento, hay que buscar y hay que tener intención"

23.06.2021 | 00:57
Rosa Urtubi, presidenta de PWN Bilbao.

PWN Bilbao organiza mañana jueves la primera edición de Líderes a bordo, donde más de 40 líderes de empresas reflexionarán sobre el equilibro de género como factor que impulsa la recuperación económica, la competitividad y el talento.

¿Cuál es el objetivo del encuentro?

—Es el primer encuentro que realizamos con la alta dirección. Esto forma parte de un programa que se llama Hombres a bordo. En PWN hemos visto que para poder alcanzar la igualdad o el liderazgo equilibrado en género hay que activar a los hombres, porque, en las posiciones altas donde se toman las decisiones, más de un 70% son hombres. También tenemos que medir dónde estamos en diversidad, que es el número de mujeres que hay en cada nivel, y en inclusión, que es la cultura de trabajo, el estilo. Hemos hecho un estudio con las empresas vascas que vamos a presentar mañana en el encuentro que aporta número y también qué piensa la alta dirección, los mandos intermedios y los empleados.

¿Y qué dicen las cifras?

—Lo que vemos en cuanto a las cifras no es ninguna sorpresa, estamos igual que en otras partes. Hay algo menos del 30% de representación de mujeres en posición de CEO o en consejos de administración, y aproximadamente el 30% en el nivel directivo. Lo que me ha sorprendido un poco es que todavía tenemos más del 30% de empresas sin un plan de igualdad. En cuanto a la percepción de los empleados, hay un dato muy interesante respecto al ascenso, hay una gran opinión de que no están claros los criterios por los cuales se decide la progresión de la carrera de los empleados. Si los criterios no están claros, eso es una puerta abierta a los sesgos. Los sesgos son inconscientes, los sesgos hacen que vinculemos más el carácter masculino a las competencias de gestión o de dirección de personas, lo cual no es cierto. En igualdad de condiciones, en igualdad de valor de currículum, el sesgo te lleva a elegir al hombre. Además, los que están evaluando son hombres, y en neurociencia están las neuronas espejo, porque se dice que uno sin querer conecta con más facilidad con las personas que son más parecidas.

Con estos datos en la mano, ¿qué pasos son necesarios para alcanzar una igualdad real?

—Vamos a poner a los jefes a trabajar y les vamos a preguntar cuáles son los obstáculos, qué pueden hacer ellos, cuáles son las líneas claras de solución y también qué necesitan de las instituciones. En las empresas tienes que tener diversidad, los números, y tiene que haber unas políticas concretas. Hay mujeres de sobra con mérito, hay que buscar y hay que tener intención. Hay que evaluar los procesos de contratación, los procesos de desarrollo personal, los procesos de promoción, y hay que mirarlos con los ojos de la igualdad. También hay que hacer de esto una prioridad de negocio, tiene que estar en los objetivos del comité de dirección de la empresa, así es como se mueven las cosas. Y tienes que hacer formación sobre sesgos inconscientes.

¿Qué beneficios aporta a la empresa el equilibrio de género?

—Se mejora en talento e innovación, y habrá un mayor beneficio financiero y un mejor diálogo con el cliente. Por supuesto, las personas que trabajan en la empresa se van a sentir mejor y se fomentan unos comportamientos que luego se trasladan a la sociedad.

"Hay que evaluar los procesos de contratación y de promoción, y hay que mirarlos desde el punto de vista de la igualdad"


noticias de deia