recauda un 5,8% más que en 2018

Bizkaia lidera en la CAV el repunte de la recaudación fiscal por rentas de trabajo

El IRPF superará en 2020 al IVA como principal fuente de ingresos de la Diputación por primera vez en seis años

09.02.2020 | 18:21
Unai Rementeria el diputado de Hacienda vizcaino, José María Iruarrizaga. Foto: O. M. Bernal

El IRPF superará en 2020 al IVA como principal fuente de ingresos de la Diputación por primera vez en seis años

bilbao - Bizkaia liderará este año y el próximo el crecimiento de la recaudación por los rendimientos de trabajo en Euskadi. El constante incremento de la fuerza laboral y por consiguiente de las retenciones practicadas en las nóminas permitirá a la Hacienda foral vizcaina recaudar este año 2.992,5 millones de euros por IRPF, un 5,8% más que en 2018.

Es el mayor incremento de Euskadi, un punto por encima de la media, y la inercia se mantendrá en 2020, cuando por primera vez se superarán los 3.000 millones de ingresos por el Impuesto de la Renta en Bizkaia, con un repunte, también por encima de la media, de entorno al 4,5%. Son datos extraídos del cuadro de previsiones de recaudación aprobado el pasado viernes por el Consejo Vasco de Finanzas.

Según esos cálculos, la diputación vizcaina ingresará el próximo año 3.051,7 millones por IRPF, una cifra que superará ligeramente los números del IVA (3.051,5 millones) previstos. Una circunstancia que no se producía desde que se hicieron efectivas las subidas del impuesto que grava el consumo de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero (2010) y Mariano Rajoy (2012).

En los últimos seis años, el IVA ha sido la principal fuente de financiación de las haciendas vascas, pero el panorama ha cambiado con el auge del empleo y el consiguiente incremento de la masa salarial y las subidas de sueldos que gradualmente se están aplicando en las empresas. De modo que si se cumplen las estimaciones de la Diputación de Bizkaia el IRPF se pondrá en 2020 a la cabeza de recaudación en este territorio, mientras que en el resto de Euskadi el IVA seguirá al frente.

Se da la circunstancia de que el tejido productivo vizcaino está compuesto por empresas de mayor tamaño, muchas de ellas multinacionales con sueldos más elevados en toda la escala y sobre todo en las cúpulas directivas. Además, la economía de este territorio concentra la mitad del empleo, lo que conlleva un caudal importante de ingresos a través de las retenciones de las nóminas.

A todo lo anterior hay que añadir la expectativa de cierta moderación del consumo debido al actual contexto de desaceleración económica. De modo que las perspectivas de crecimiento del IRPF para el próximo ejercicio fiscal casi triplican las del IVA y los volúmenes de ingresos asociados a ambos se alinean, con una ligera ventaja para el tributo de la renta de las personas físicas.

Sumando todos los impuestos, la Hacienda vizcaina recaudará este año 7.947 millones de euros, un 2,67% más. Se trata de un porcentaje de crecimiento similar al de la previsión del 2,7% para el conjunto de la CAV, donde Araba (1,35%) y Gipuzkoa (3,41%) se sitúan en los dos extremos.

Las expectativas para el próximo año, fijadas también el viernes por las diputaciones y el Gobierno vasco, están más sincronizadas y los ritmos serán de entorno al 2,5% para los tres territorios, con Araba (2,2%) de nuevo a la cola pero más cerca de la media. Si se cumplen las estimaciones, Euskadi batirá el próximo año su cuarto récord de recaudación consecutivo y rozará los 15.800 millones de euros de ingresos. Bizkaia, por su parte, superará por primera vez los 8.000 millones y lo hará holgadamente ya que rondaría los 8.140 millones.

Con esos números, la Hacienda vizcaina rondaría el 51,6% de los ingresos totales de la CAV, un porcentaje calcado a su peso en el IRPF vasco, pero en el caso del Impuesto sobre Sociedades se iría casi hasta el 59%, precisamente por el tamaño de sus empresas. Con todo la recaudación por Sociedades volvería a retroceder en 2020 por los efectos de la última rebaja tributaria aprobada.

Ese descenso se vería compensado por el dinamismo del IRPF y del IVA para avanzar hacia el nuevo récord. En ese contexto y ante los vientos de ralentización que soplan en la economía, el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, pidió al término del Consejo Vasco de Finanzas que se flexibilice la regla de gasto para Euskadi de cara a contar con más recursos para invertir y amortiguar los efectos del menor repunte del PIB.

ingresos fiscales

7.947

20166.7153,0

20177.50011,7

20187.7403,2

20197.9472,7

20208.1412,5