El callejón de las botxerías

La fecunda tierra de los exploradores

09.02.2020 | 17:58
Teresa González Ardanaz, Susana Alaguero y Anakoz Merikaetxebarria.

FUE un guiño a la fecunda tierra de los exploradores. No en vano, la inauguración de Botánico, un restaurante, bar, coctelería en la calle Ribera, 16, allá donde estuvo, durante años, todo un clásico, La Merced, brindó sendos homenajes a la primatóloga Dian Fossey y al naturalista Alexander Von Humboldt, considerado en padre de la geografía moderna universal. Digamos rápido que el bar restaurante Botánico se ha creado entre brumas de ultramar, con aire de costas lejanas y lugares desde donde los galeones transportaban al puerto de Bilbao y a toda Europa nuevas especies de plantas, como el pimiento, el tomate o la patata, que hoy son parte consustancial de nuestra cocina tradicional.

Hasta aquí la ensoñación, porque la vida de Txetxu de la Llama y Eva Piedrahita tiene menos romanticismo y un pasar más duro. Comencemos diciendo que Txetxu es hijo de Fernando y Ana Mari, regentes durante años de El Tuercebotas, todo un local clásico de Urazurrutia. A los 15 años, Txetxu ya probó la hostelería en la calle Somera y fue dando tumbos hasta que en 2002 se junto con Eva y abrieron el Pork Irish Tavern en Santutxu. Hartos de la noche, buscaron el pintxo de día y montaron el Arambarri en el mismo barrio. En 2015 llegaron al Mercado de La Ribera con la explosión del fenómeno gastrobar y desde ayer han dado un paso más con Botánico, un local singular en cuyas cocinas reina Luis M. Calderón -trabajó en el Yandiola, entre otras referencias...-, donde el artista Alberto Corrales montó una exposición fotográfica titulada Atzo eta gaur que recrea el blanco y negro de ayer con el color de hoy. Digamos, para abrir boca, que en el espacio se sirven hongos cocinados en menieur de tomillo, huevo de caserío a 63 grados centígrados y cremoso de tubérculo, croquetas caseras de zancarrón, ensalada de tomate de temporada, cebolleta tierna de caserío y aceite de albahaca, micuit de hígado de pato, chutney de mango y mantequilla de pimienta blanca, langostinos crujientes y salsa sweet-chili, txipirones del Cantábrico en su tinta, merluza de anzuelo, solomillo de vaca vieja con foie asado, hongos confitados y su demi-glace y un sinfín de gollerías más. Para relamerse.

A la cita con tantas delicias en un espacio tan orgánico (es el adjetivo en boga...) acudieron Xabier Ochandiano (cortó la cinta a los acordes del txistu de Mikel Bilbao), Iñigo Iturrate, la diseñadora de joyas IsabelElorriaga 'Matxi'; Gerardo Maza, la diseñadora Isabel Ormaechea, Txetxu Berruezo, Rosa Piedrahita, Fran Mendikote, en nombre de DEIA; Chus Terán, José Luis Díez, Belén Sánchez, Alberto González, la peluquera internacional Yolanda Aberasturi, Teresa González Ardanaz, Susana Alaguero, Anakoz Merikaetxebarria, Borja Elorza, Jon Marín, Vanessa Maroco, Javier Olabarria, Nekane de los Ríos, Igor Basterretxea, de Ramón Bilbao; Txema Maura y toda una legión de amigos de la casa y de la aventura.