Xabier Zarrabe

Un enamorado del lúpulo y de las cervezas de kilómetro cero

02.11.2020 | 08:18
Xabier Zarrabe muestra una de sus singulares cervezas con referencias a la serie 'Dragon Ball'.

En su baserri familiar de Fruiz elabora cerveza artesanal y organiza catas para degustar las diferentes variantes que fabrica con productos locales

MEZCLA de tradición con un toque de modernidad. Un producto original y de autor. Así son las creaciones de Xabier Zarrabe, que ha convertido su baserri familiar en Fruiz en una pequeña fábrica de cerveza artesanal. Enamorado del lúpulo, planta que aporta el característico sabor amargo de esta bebida, dispone de su propia plantación y su estrecha vinculación con el municipio se refleja especialmente en las etiquetas que acompañan a cada una de sus singulares creaciones. Son obras de arte embotelladas.

Entre sus principales productos, etiquetados bajo la denominación de Zarra Beer en honor a su apellido, destacan la Lupulutxo, de estilo American Pale Ale, adornada con una etiqueta en honor a la serie de dibujos animados Dragon Ball; así como la Biohazard Hazy Ipa o Amalur American Pale Ale, que hace referencia a la mitología vasca. También dispone de otras ligadas directamente a Fruiz como la Basalt Hop, sobre la piedra basáltica de la cantera que ya no está en funcionamiento o la Fruizer, haciendo un juego de palabras de la serie anteriormente citada y el nombre del municipio, entre otras. "Las etiquetas de las cervezas reflejan espacios de Fruiz", confirma Zarrabe.

Xabier se inició en este mundo de la cerveza artesanal hace unos años fruto de la inquietud por esta bebida isotónica y su pasión por el proceso de elaboración fue creciendo a medida que progresaba con su formación, a base de cursos, vídeos y tutoriales de Internet, aunque también contaba con conocimientos previos gracias a su formación como ingeniero de polímeros.

Una aventura a la que se lanzó auspiciado por esa experiencia familiar vivida desde la cuna con la tradición familiar de elaboración de txakoli. Un proceso que le sirvió como base y le animó a dar el siguiente paso. Un salto a otra dimensión, la cervecera. Fue entonces cuando, a través del cultivo y fermentación del lúpulo, encontró su propio camino para desarrollar creaciones artesanales con las que ya ha obtenido diversos reconocimientos. Entre ellos, por ejemplo, la distinción Bay of Biscay para el homebrewer vizcaino más destacado en el concurso internacional de cerveceras y cerveceros caseros BBEER, Bay Of Biscay Homebrewer Cup. Un éxito que le hace sentirse "muy ilusionado" en este proyecto personal con el que "poco a poco" va evolucionando.

Sobre esta línea, además de canalizar sus esfuerzos y sabiduría en la elaboración de bebidas con un sabor propio y de kilómetro cero, Xabier también disfruta organizando catas con amigos y vecinos de la localidad para dar a conocer diferentes tipos de cervezas artesanales y, en definitiva, seguir cultivando su paladar.

"Todo el mundo tiene un tipo de cerveza que le puede gustar, pero la artesana es mucho mejor y más natural que la industrial", destaca. Toda una declaración de intenciones para este maestro cervecero que ha encontrado en el ambiente rural de Fruiz un laboratorio perfecto donde dar rienda suelta a sus creaciones y con las que expande los valores del municipio a todo el mundo a través de esta saludable bebida.