El personal voluntario del Museo Minero hará las veces de guía de las visitas

La pinacoteca agradece así el gran trabajo "en la sombra" de estas personas

26.11.2021 | 00:28
Las y los voluntarios del Museo Minero posan con los diplomas del curso de guía.

El Museo de la Minería del País vasco en Abanto Zierbena no solo puede presumir de tener uno de los mejores fondos materiales y documentales de la minería del hierro de todo el Estado sino que, además, cuenta con un importante número de voluntarios y voluntarias "por el que otras pinacotecas darían dinero", según expresan desde la fundación Museo minero que dirige los designios de esta pinacoteca de Meatzaldea. Un conjunto humano formado por cerca de 50 voluntarios habituales –además de otros colaboradores puntuales– al que los responsables del museo no sabe ya cómo agradecer su dedicación y esfuerzo desinteresado en tareas como la investigación, recuperación, restauración y mantenimiento del legado minero atesorado en el interior y exterior del antiguo matadero del barrio Campodiego.

La última iniciativa llevada a cabo en este proceso de valorización y reconocimiento a su labor ha sido la puesta en marcha de un proceso de formación para que el voluntariado pueda ejercer de guía en algunas de las visitas guiadas que ofrece el museo a lo largo del año. "Es una forma de ampliar los horizontes del voluntariado dentro de la fundación ya que además de ser el germen del museo, participa en labores importantes como la restauración y conservación de piezas y todo tipo de documentos. Una labor que realizan en la sombra por lo que esta iniciativa hacen que salgan a la palestra", señaló Haizea Uribelarrea, directora del museo gallartino. La mandataria agradeció el compromiso de los 14 hombres y mujeres que han participado en la iniciativa "que no va a sustituir a los guías oficiales pero que sí pueden aportar su apoyo en momentos puntuales", puntualizó.

Guías


El curso de guía, finalizado este pasado miércoles, pretendía ampliar los conocimientos del funcionamiento del museo "pero enfocándolo al día a día de la labor que realizamos los y las guías", destacó la responsable de guías del museo, Alazne Zenekorta. En este sentido, los voluntarios comenzaron el proceso desde la propia recepción del museo.

Cómo actuar cuando llega un visitante, cómo atenderlo, indicarles qué tipos de visitas hay, manejo de la caja registradora para las entradas y ventas de productos y de la base de datos para reservas, puesta en marcha del documental de recibimiento o la información turística del entorno son algunos de los contenidos aprendidos en el proceso que se complementó con la formación de los propios contenidos del museo. "En esta parte lo que se ha hecho es explicarles en qué consiste el proyecto educativo del museo, las actividades que se desarrollan bien sean visitas guiadas, audioguías, talleres... cuyo desarrollo y sistemática tienen que conocer bien porque se trata de una oferta para grupo heterogéneos y el lenguaje y los contenidos se debe adaptar a cualquiera de ellos", destacó Zenekorta. El último tramo de la formación consistió en clases prácticas de todo lo aprendido, máxime cuando la mayoría de los participantes "no tenían experiencia de hablar ante un grupo desconocido de personas". "Queremos potenciar la visibilización del voluntariado", resumió Haizea Uribelarrea.

"Este programa de guías saca a la palestra al voluntariado del Museo Minero que suele trabajar en la sombra"

"El programa, incluido en el plan director, es una forma de reconocer y agradecer su labor"

Haizea Uribelarrea

Directora del Museo de la Minería


noticias de deia