Barakaldo enciende la luz entre Lutxana y Arrontegi

El Consistorio invierte 155.000 euros en la mejora de la iluminación en la vía Obispo Olaetxea

07.07.2020 | 00:10

Barakaldo – La red de alumbrado público de la calle Obispo Olaetxea, vía que une los barrios de Lutxana y Arrontegi, tiene más de 40 años de vida y, por ello, debe ser cambiada por una más moderna, con un mejor funcionamiento y más eficiente. En este sentido, el Ayuntamiento de Barakaldo invertirá más de 155.000 euros en la mejora del alumbrado de esta calle en unos trabajos que tendrán un plazo de ejecución aproximado de dos meses.

Concretamente, los trabajos a realizar en este proyecto serán la canalización de 1.100 metros de cableado que se hará, en su mayor parte, por la acera, mientras que se sustituirán las luminarias actuales por otras de tecnología led. "De esta manera se cumplen todos los requisitos en materia de eficiencia energética en alumbrado público", destacó Jon Andoni Uria, edil de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Barakaldo. La inversión en estos trabajos será rentable desde el primer día en el que se enciendan las nuevas luminarias. Y es que, tal y como se ha calculado desde la institución local, el ahorro energético será más que evidente en este punto de la localidad fabril. De esta manera, según los datos ofrecidos por el Consistorio, con la nueva red de alumbrado se consumirá menos de una tercera parte del consumo energético que, hasta ahora, acarrea el mantener bien alumbrada la calle Obispo Olaetxea.

Así, con el alumbrado actual el gasto energético anual de las 43 luminarias asciende a 77.655 kilowatios, con la nueva instalación el gasto medio anual será de 22.154 kilowatios. "En las últimas actuaciones que hemos desarrollado hemos apostado por las bombillas de tecnología led, haciendo de Barakaldo una ciudad cada día más eficiente y sostenible. En este caso, la sustitución de las 43 luminarias supondrá además evitar el consumo de 13,8 toneladas equivalentes de petróleo (tep) al año, por lo que se contamina menos", destacó Uria.