Santurtzi sorteará en otoño el uso de 21 huertos urbanos

La concesión de esta veintena de huertas, situadas en la zona de Villar, tendrá una duración de cuatro años

25.06.2020 | 00:18
Joseba Ramos, edil santurtziarra, en las huertas.

Santurtzi – El Ayuntamiento de Santurtzi sorteará el próximo otoño las 21 parcelas de huertos urbanos que la institución local tiene en la zona de Villar, muy cerca de la residencia de mayores Nuestra Señora de Begoña, propietaria de los terrenos en los que se ubicarán los nuevos huertos. Los agraciados en el sorteo podrán usarlo durante cuatro años, dado que la concesión de estas huertas comenzará el próximo 1 de enero y finalizará el 31 de diciembre de 2024.

Cada una de las 21 parcelas que saldrán a sorteo tendrá una superficie de 55 metros cuadrados y para optar a su gestión los interesados deberán inscribirse en la rifa. Para ello, la ciudadanía santurtziarra podrá formalizar dicha solicitud desde el próximo miércoles, 1 de julio, hasta el 15 de septiembre, fecha en la que se cerrará el plazo.

Tal y como informó el Consistorio marinero, tan solo se podrá presentar una solicitud por persona y unidad familiar. Es decir, si en un mismo núcleo convivencial viven cuatro personas, tan solo se podrá presentar una solicitud para la gestión de estos huertos urbanos.

Una vez se dé por cerrado el plazo de presentación de solicitudes, si hay más peticiones que huertos disponibles, se procederá al reparto de las plazas entre los interesados en un sorteo cuya fecha aún no se ha determinado, pero que tendrá lugar en otoño.

Una vez repartidas las parcelas, los agraciados deberán constituirse como una comunidad de usuarios, mientras que quienes no hayan sido agraciados, pasarán a engrosar una lista de espera que servirá para ocupar las vacantes que pudieran generarse.

Los huertos urbanos tienen unas directrices de uso regulado en base a la normativa elaborada por el Ayuntamiento de Santurtzi en 2013. Dicho marco regulador recoge que estas tierras deberán ser cultivadas de forma ordenada y las mismas no deben de tener un cierre anárquico, si no que deberán ser uniformes. Dentro de estas normas de uso también se recoge la prohibición de, entre otras actividades, hacer fuego o barbacoas, así como la cría y explotación de animales o la construcción de cabañas. Estas serán las normas que deberán acatar quienes el próximo otoño cuenten con un huerto urbano.

noticias de deia