Durangaldea

Barakaldo reactiva el proyecto del táper solidario

La iniciativa se dirigirá a familias sin recursos con menores de edad a su cargo

25.04.2020 | 10:32
Juan Antonio Pizarro. Foto: DEIA

Barakaldo – Las familias más humildes son las que están sufriendo con mayor fiereza el ataque de esta crisis. Hay quienes, por desgracia, a día de hoy, tienen como principal objetivo tener para comer a diario. Por ello, el Ayuntamiento de Barakaldo ha reactivado la iniciativa del táper solidario, un proyecto que contará, en primera instancia, con un presupuesto de 14.000 euros y que servirá para garantizar la correcta alimentación de las familias de la localidad que están en riesgo de exclusión y que tienen a su cargo a menores de edad.

Esta iniciativa en la que unen sus fuerzas la asociación Aunar y el Consistorio fabril consiste en llevar a las familias el excedente de comida generado por restaurantes y empresas de catering. Estos alimentos se llevan a las familias cocinados y en recipientes y bolsas isotérmicas. En las últimas semanas se ha incrementado el número de familias que, con motivo de la crisis del covid-19, necesitan ayuda y ese es el principal motivo que ha llevado a reactivar esta iniciativa. "Tenemos claro que no vamos a dejar a nadie atrás y que debemos proteger especialmente a los niños y niñas. A raíz de la crisis sanitaria provocada por el covid-19, se está produciendo un aumento de las familias en situación de las familias en situación de vulnerabilidad y hemos hablado con la asociación Aunar para reactivar este programa de apoyo alimentario", señaló Juan Antonio Pizarro, edil de Empleo y Cohesión Social del Ayuntamiento de Barakaldo.

Las circunstancias actuales, además, han obligado a reformular la manera de trabajar y proceder de esta iniciativa. Hay restaurantes del municipio que están cerrados, pero que en sus cámaras tienen alimentos en perfecto estado que se pueden utilizar, otros, se están dedicando al reparto de comida a domicilio y hay empresas alimentarias que están donando productos que son cocinados por voluntarios. Todo ello para intentar garantizar que a las familias más desfavorecidas de la ciudad no les falte un plato de comida en sus mesas y que, de esta manera tengan una buena alimentación.

Este proyecto se complementa, además, con otras iniciativas que se llevan a cabo desde la institución local. Así, durante el estado de alarma se han concedido ayudas extraordinarias, por ejemplo, a las asociaciones que trabajan con el Banco de Alimentos de Bizkaia.

noticias de deia