Ezkerraldea

Urduliz regula las tasas de cursos en caso de suspensión por rebrotes

El Ayuntamiento aprueba un decreto para organizar la gestión de matrículas y actividades municipales

15.09.2020 | 01:13

Urduliz – La incertidumbre que genera la evolución de la pandemia y las futuras medidas que se deban adoptar ha llevado al Ayuntamiento de Urduliz a aprobar un decreto de Alcaldía mediante el cual se establece la organización de la gestión de las matrículas y actividades municipales en caso de suspensión por rebrotes. De esta forma, el Consistorio de Urduliz quiere solventar la "inseguridad a la hora de poder organizar y prestar determinadas actividades y cursos".

Para ello, el Ayuntamiento ha aprobado una serie de pautas de programación que "deben ser ágiles en la adopción de medidas en el caso de que se produzcan nuevos rebrotes que obliguen a suspender la actividad o curso", refleja el alcalde de la localidad, Javier Bilbao. Así, cuando no exista la posibilidad de prestación presencial del servicio o clase y se preste on line, se aplicará "una bonificación del 25% en la cuota" de la tasa correspondiente al periodo impartido a aquellas personas que reciban las actividades o clases a través de Internet. "Dicha alternativa será opcional y requerirá el previo consentimiento del alumno", aclaran.

Al mismo tiempo, si por aforo o necesidad es necesario impartir las clases alternando la forma presencial con el formato on line, por ejemplo, una semana de forma presencial y la otra desde casa, "se cobrará íntegramente la cuota de la tasa", indican.

Asimismo, en caso de que no se pueda prestar el servicio o clase, ni presencialmente ni a través de Internet, no se cobrará "la parte de la tasa correspondiente al periodo suspendido". Igualmente, en caso de que por limitación de aforo sea necesario reducir las horas de servicio o clase, "la cuota de la tasa se reducirá en la misma proporción que la reducción horaria", sostienen.

Sobre esta línea, de cara a la gestión del pago de las matrículas y tasas se ha modificado el momento de pago de la matrícula que deben abonar aquellas personas que han obtenido plaza en los cursos. Ante la incertidumbre del comienzo del curso, se ha pospuesto el pago de las matrículas a la primera quincena de octubre. Para ello, se remitirá liquidación al domicilio del interesado para su pago, en caso de no abonarse en plazo dicha matrícula se procederá a darle automáticamente de baja en el curso. No obstante, "una vez comenzado el curso en caso de suspensión del mismo no se procederá a la devolución de la matrícula", apuntan.

Además, se ha suspendido el pago único de la tasa del curso y se procederá a emitir las liquidaciones por trimestre: la primera en octubre-noviembre-diciembre, la segunda en enero-febrero-marzo y la tercera en abril-mayo-junio.