Patricia Márquez Ormaetxea, única vasca en el campeonato de Europa de fitness

A sus 46 años, la iurretarra Patricia Márquez acaba de firmar un octavo puesto en el campeonato de Europa de fitness.

19.10.2020 | 08:20
Patricia Márquez ha disputado dos campeonatos de fitness y tiene ganas de seguir subiéndose al escenario.

TRAS una vida ligada al mundo del deporte, su pareja le animó a tomar parte en competiciones de fitness. Y la iurretarra Patricia Márquez Ormaetxea acaba de traerse un octavo puesto del Campeonato de Europa celebrado en Alicante. Compitiendo en disciplina bikini, categoría Master, cumplía su segunda experiencia en un certamen oficial. "Tengo que reconocer que engancha y el hecho de ser la única representante vasca en el mundo del fitness bikini, me motiva más a seguir compitiendo", asegura ilusionada con continuar disfrutando y dando pasos en este deporte.

Han transcurrido dos años desde que Patricia aparcara sus clases de spinning para centrarse en el fitness, animada y preparada por su pareja, el culturista Andoni Zabalbeaskoa, que le indicó el tipo de entrenamiento y alimentación a seguir. Los resultados comenzaron a llegar; la atleta respondía muy bien a las pautas establecidas. "No voy a decir que fácilmente, pero mi cuerpo comenzó a muscular. Llegó un punto en el que mi pareja me dijo que podía competir. Lo bonito ha sido que empecé porque me gustaba, pero sin buscar la competición", reconoce satisfecha de sus inicios.

CONFINAMIENTO

En plena preparación para su puesta de largo en una competición, llegó el confinamiento. Meses de encierro donde continuaron los entrenamientos acompañados de una rigurosa alimentación. Viendo su gran estado de forma, la propia Federación Española le invitó a tomar parte en el campeonato de Europa. A dos semanas de la prestigiosa prueba, surgió la posibilidad de participar en la Copa Hércules disputada en Córdoba hace un par de semanas. "Representó mi debut en un campeonato y obtuve un quinto puesto. El resultado me motivó muchísimo porque resultó un empujón moral para acudir ilusionada a la cita europea", recuerda satisfecha con la experiencia.

Madre de un joven de 17 años, Jon Ander, que se declara "mi fan número uno", afirma orgullosa, Patricia apostó desde el principio por la disciplina bikini. Se trata de "la línea más suave del fitness, ya que tenía claro que no quería ser una Mazinger Z; no quería perder la feminidad", explica con naturalidad.

Recociendo que "procuro librar un día a la semana", Patricia entrena casi a diario. Para preparar las competiciones, el cardio en ayunas, pesas en el gimnasio y nueva sesión de cardio por la noche componen la hoja de ruta para llegar en las mejores condiciones posibles al certamen. En este sentido, la iurretarra se presentó a la cita europea del pasado fin de semana con 44 kilos. Califica la experiencia como "muy gratificante". Patricia ha podido perfeccionar con las campeonas del mundo Cristobalina Pajares, Verónica Gallego o Rocío López Corchero, entre otras, el posing: actitud cuando las atletas se suben al escenario. "He tenido la gran suerte de trabajarlo con las más grandes; he vivido una experiencia brutal y les estoy muy agradecidas", reconoció.

A POR EL PÓDIUM


Asegurando entre risas que "ahora mismo ir al Burger King no es negociable", Patricia ya piensa en su próxima cita: el campeonato de España que se disputará el día 31 en Alicante. El octavo puesta logrado en el europeo le ha otorgado "mucha confianza, puesto que únicamente pienso en seguir mejorando y entrenando; ahora tan solo pienso en poder subirme al pódium en el campeonato estatal de este mes y dar otro paso", anticipa con un punto de ambición a la par que ilusionada con alcanzar su objetivo.

Con ganas de seguir preparándose, Patricia, se mantiene muy activa en Instagram con página dedicada al fitness denominada patriciamfit, deja claro que "somos mujeres en un mundo donde se valora el físico por lo que hay envidias y mucha competencia".

Preguntada por el lado positivo del fitness mantiene rotundamente que "el poder disfrutarlo con mi pareja y que sea mi preparador, es lo más maravilloso del mundo".