El patronato se vuelca en las personas en riesgo de exclusión a las que destinará 150.000 euros

La Fundación Antonio Menchaca apoya a 32 entidades solidarias

30.03.2021 | 14:32
Cáritas será una de las entidades beneficiadas de las ayudas

El patronato de la Fundación Antonio Menchaca acaba de cerrar la selección de las 32 entidades solidarias, fundamentalmente de Bizkaia, en cuyos proyectos invertirá este año 150.000 euros, a pesar de haber sufrido también el impacto de la pandemia. El número de ongs que han solicitado una subvención este año ha sido significativamente mayor, debido al notable aumento de personas en riesgo de exclusión social en Bizkaia como consecuencia de la crisis del covid-19.

La fundación, creada en 1974 por el escritor y filántropo bilbaino Antonio Menchaca Careaga en memoria de su padre, es una de las organizaciones de más larga trayectoria en labores solidarias en el País Vasco, ha subvencionado a más de 500 organizaciones y las ayudas concedidas sobrepasan los 3 millones de euros.

Ante el aumento de personas en el umbral de la pobreza que se ha producido con la pandemia, el Patronato ha decidido apoyar principalmente a las entidades que cubren necesidades básicas de alimentación y alojamiento, como Lagun Artean, Guztiok Lagun, Cáritas, Siervas de Jesús, Amiarte, Izangai, Hijas de la Caridad, Luisa de Marillac, Bizitegi, Goiztiri, Sortarazi o Claret Sozial Fondoa; así como a aquellas que ayudan a superar la situación de exclusión, con apoyo a inmigrantes para su inserción socio laboral, como Itaka, Mensajeros de la Paz, Mundubat, Misión Evangélica Urbana o Cear; a las que ayudan a las mujeres del entorno de la prostitución (Askabide y Oblatas); las que atienden la drogadicción (Gizakia); las que acompañan a personas reclusas y/o exreclusas (Adsis y Bidesari); las que trabajan con familias y/o mujeres para romper la transmisión intergeneracional de la pobreza (Lagungo y Margotu); aquellas que realizan una intervención socio-educativa con menores (Fidias, Hazbide, Norai, Bakuva o Tendel); y las que promueven la solidaridad (Ireki y Zabalketa) o la cooperación al desarrollo (Mirada Solidaria).

Desde Antonio Menchaca han recalcado que su plan anual de subvenciones no persigue tanto financiar la subsistencia de unas pocas ongs ya reconocidas, sino ayudar a muchas pequeñas instituciones en proyectos solidarios básicos, variados, concretos, tangibles y medibles, acciones que el patronato visita y sigue de cerca. Este año la fundación ha cancelado también el habitual acto de entrega de las ayudas, debido a la pandemia.

La Fundación Antonio Menchaca también entrega desde hace 20 años los Premios anuales a la Solidaridad, con el fin de reconocer el trabajo de quienes destacan por su labor a favor de los más desfavorecidos.