Sin aste Nagusia, con responsabilidad

Olga Zulueta, directora creativa de Bilbao Centro: "Me falta un pedacito de corazón este agosto"

La directora creativa de Bilbao Centro, incondicional de Aste Nagusia, no se resiste a reivindicar su espíritu festivo

30.08.2020 | 00:24
Olga Zulueta, de Bilbao Centro, con el pañuelo que diseñó para La Salve. Foto:

ha sido una semana de agosto "completamente diferente" para Olga Zulueta, directora creativa de Bilbao Centro e incondicional de Aste Nagusia, "la primera vez que nos quedamos sin fiestas". Para ella, que ha crecido casi bajo las faldas de Marijaia, este verano se le ha quedado por el camino "un pedacito de corazón" pero se resiste a sucumbir a la tristeza. "El año que viene volveremos con mucha más fuerza", avisa.

Pese a no haberse celebrado Aste Nagusia, Zulueta ha querido mantener su espíritu de alegría. "He quedado con tres amigas, porque tampoco nos podemos juntar más, y hemos intentado celebrar a nuestro modo estos días, brindando por Aste Nagusia", relata. "Es un año muy delicado, en el que hay que vivir el día a día y no centrarnos solo en el covid. Las noticias son devastadoras y no podemos dejar que esta situación nos influya. Con todas las medidas, pero tenemos que mantener la ilusión", apuesta.

En el Encierro de los Leones del Athletic el año pasado. Foto: DEIA

Ella, que siempre ha vivido Aste Nagusia de una forma muy intensa. "Tengo una actividad frenética", reconoce riendo. "Sobre las 11.00 suelo ir al Hotel Carlton para colaborar con el programa de Patxi Herranz en Radio Popular, luego participo también como tertuliana en Tele 7 junto a Borja Elorza...", enumera. Eso sin contar las múltiples actividades que organizan desde la asociación de comerciantes Bilbao Centro, como los Encierros de los Leones del Athletic que hacen las delicias de los más pequeños. "Colaboran jugadores como Andoni Goikoetxea, Sarabia, Dani...", agradece. Le gustan los hoteles para dar una vuelta a la hora del aperitivo y todavía se reserva la tarde para acudir a ver algún espectáculo teatral. "El teatro es una de mis pasiones", admite. Tampoco suele fallar a los fuegos artificiales y aún disfruta del ambiente nocturno antes de retirarse a dormir. "Ya no salgo tanto de txosnas porque acabo agotada, pero sí doy una vuelta para ver el ambiente y disfrutar", reconoce. "Es una semana brutal. ¡Qué te voy a decir yo, que soy bilbaina hasta el último pelo!".

La edición del año pasado, además, fue muy especial para ella. "La cerveza La Salve, que también es muy bilbaina, me pidió que diseñara tanto la boquilla de la botella como un pañuelo de fiestas. Hice el ojo de Marijaia con diferentes símbolos de Bilbao, como Las Meninas o La Carola", recuerda. Todo un orgullo para la artista. "Me encantó poder diseñar ese dibujo que va a formar parte de la historia de Bilbao y de Aste Nagusia".

"Echo de menos los abrazos"

Es de los únicos momentos de la entrevista en los que Zulueta pierde la sonrisa. "Echo mucho de menos el abrazo de la gente, lo que más en estos días", lamenta. "Tenemos que ser consecuentes con lo que está ocurriendo; cuidar la salud y vigilar que no nos contagiemos ni contagiemos a los demás". El optimismo y la energía que irradia por los cuatro costados tarda poco en iluminarle la cara. "Llegará el día en que lo podamos volver a hacer. Esto pasará y quedará en nuestro recuerdo haber superado el covid".

Y es que es precisamente ese calor humano, esa alegría común, lo que más le gusta de Aste Nagusia. "La gente sale a la calle para divertirse y esa es una diversión muy nuestra, muy bilbaina. Ver a un amigo, saludar a otro, encontrarte con gente que igual no has visto en tiempo porque se han ido de vacaciones... Aste Nagusia es para mí ese reencuentro", explica. Una explosión de alegría que invade todos los rincones de la villa. "Lo vives estés donde estés: en el teatro, en los hoteles, en las txosnas... La gente está con un humor maravilloso, todos de fiesta. Bilbao al final es un pequeño botxito en el que casi todos nos conocemos. Eso es lo bonito: estamos todos con el espíritu de fiestas puesto. Nos embarga Marijaia".

Precisamente para mantener ese espíritu festivo, desde Bilbao Centro tienen un reto en redes sociales, invitando a emular a la reina de las fiestas, con el hashtag #yotambiénsoyMarijaia. "Queríamos recordar a nuestra diosa de las fiestas y es que, en el fondo, todos tenemos un poco del corazón de Marijaia", cuenta. No duda en que el próximo año "volveremos con mucha más fuerza" pero prefiere mirar más cerca, el día a día. "Mañana mismo tenemos que salir con esa energía. No vamos a dejar que esto nos ralentice".