Los excedentes podrán ser acogidos en 15 espacios

El estudio de impacto ambiental los ubica en zonas ya usadas por la ‘Y’ vasca, en canteras y en el Puerto

09.02.2020 | 15:36
Una de las canteras de Arrigorriaga del listado.

Bilbao - ¿Y dónde se va a depositar esta magna cantidad de excedentes? Pues el estudio informativo también prevé esta contingencia y señala varias alternativas. El primer hándicap es que no se va a poder reutilizar nada de las rocas y tierras que se extraigan ya que este proyecto constructivo carece de rellenos o zonas de taludes donde depositarlos. Por ello se ha tenido que pensar a lo grande. En el inicio de la lista de lugares donde verter estos residuos se encuentran las zonas que se han utilizado ya en la construcción de los corredores de la Y vasca y que no se han colmatado del todo. Después se ha pensado en explotaciones mineras existentes, tanto activas como abandonadas, que contemplen la realización de rellenos en su plan de restauración.

El Puerto de Bilbao es la tercera alternativa prevista, una opción más que viable si coinciden en el tiempo la extracción de los sobrantes en el tajo del TAV con la construcción de la segunda fase del espigón central prevista en las instalaciones portuarias de Santurtzi. Un acompasamiento que dependerá tanto de los retrasos que pueda acumular el proyecto ferroviario como de la necesidad de la Autoridad Portuaria de acometer esta segunda fase, sobre todo teniendo en cuenta que el pasado mes se finalizó la primera fase y todavía no se ha iniciado la urbanización de la gran superficie de 334.000 metros cuadrados ganada al mar.

Si se consiguiera acometer ambos proyectos a la vez o al menos parte de ellos, la segunda parte del espigón es el lugar ideal incluso para verter el total de dos millones de metros cúbicos de excedentes. Un dato lo avala. Aunque se necesitará menos material, hay que tener en cuenta que para generar la primera parte del espigón se han necesitado verter, nada más y nada menos, que 8,5 millones de m3 de excedentes.

En caso de que los calendarios no concuerden quedará siempre la alternativa de crear "nuevos vertederos situados en zonas accesibles, según el análisis de capacidad de acogida del territorio realizado", indica el informe.

Es el Estudio de Impacto Medioambiental el que recoge hasta un total de 18 zonas donde poder verter sumando todas las alternativas descritas y con las que "se cubre ampliamente las necesidades del proyecto". De saque, tres de ellas ubicadas en Basauri, Arrigorriaga y Galdakao, ya las desaconseja el propio estudio por su proximidad o afección directa a elementos patrimoniales y arqueológicos. Los restantes 15 puntos a tener en cuenta, y que se concretarán con la aprobación de proyecto constructivo, se ubican en otros puntos de Arrigorriaga, Barakaldo, Orozko, Erandio, Zamudio, Lemoa, Igorre, Zaratamo, Bedia e incluso la propia capital vizcaina.

El espacio con mayor capacidad de sobrantes se ubica en Orozko y él solo podría acoger más de un millón de metros cúbicos de material. En el punto ubicado a caballo entre Lemoa e Igorre se puede admitir casi 800.000 m3 más de excedentes y otra cantera ubicada en los términos municipales de Bilbao y Arrigorriaga podrían acoger hasta 617.000 metros cúbicos de rocas y tierra. Sin contar, la capacidad estimada en el Puerto de Bilbao que el informe cataloga como desconocida, en los 15 espacios determinados se podrían dejar hasta cinco millones de metros cúbicos de material, tres más que los que hay previstos extraer. - Alberto G. Alonso

Al detalle

La cifra

5 mill.