Rosa Romero peleará por ser la primera Ironwoman de Basauri

15.01.2020 | 06:19
Rosa Romero (segunda por la izquierda), junto a la técnico de Igualdad, el alcalde y la concejala del área.

En el intento sacará a la luz los obstáculos de la mujer en el deporte

Basauri - La basauritarra Rosa Romero se ha marcado un reto deportivo de nivel. Quiere ser la primera mujer de Basauri en terminar un Ironman. Durante todo el proceso que está realizando en su preparación para esta prueba, Romero quiere asimismo visibilizar las dificultades con las que se encuentran las mujeres en el mundo del deporte. Y es que aunque ayer en la presentación de su reto insitió en que "yo no quiero ser ejemplo de nada", se ha marcado el objetivo de hacer ver que "se puede".

Romero estuvo acompañada por el alcalde de Basauri, Asier Iragorri; la concejala de Igualdad, Isabel Cadaval, y la técnica de Igualdad, Anabel Sanz. En este sentido, Romero contará con el apoyo del Área de Igualdad del Ayuntamiento para cumplir ese sueño y lograr ser una Ironwoman. Precisamente que la prueba se llame Ironman "es ya una muestra de que no hay igualdad, porque la prueba Ironwoman tiene distancias diferentes", comentaron.

Romero se está preparando a conciencia para lograr cruzar la meta en unas 13 horas. Para ella es "una aspiración que no pretende ser ejemplarizante, solo quiero demostrar que se puede". Según comentó, en relación a su largo recorrido por el deporte, y teniendo hijos y responsabilidades laborales y familiares, ha sido un camino "como el de muchas mujeres", en el que muchas veces se ha sentido incomprendida.

"Creedme que había madres que me juzgaban porque estaba robando a mi hija bebé un tiempo que ya no volvería", destacó. En ese proceso, "el sentimiento de culpabilidad me hizo crear un blog: Amabikila. Era mi diario, en él intentaba, a modo de excusa, explicar lo que sentía cuando corría y lo difícil que era en ocasiones salir de casa, aún con sentimiento de culpa, para correr unos kilómetros". En ese bolg va volcando todas sus expriencias y sentimientos ante este reto y el de perseguir la igualdad en el deporte.

También se siente muy orgullosa cuando otras mujeres y madres que saben de sus aventuras deportivas le alaban su fuerza de voluntad y siente "una sensación muy gratificante" cuando logra convencer a alguna de ellas "de que se puede, de que si les gusta y quieren yo les acompaño a disfrutar de unos kilómetros juntas".

La carrera que se celebrará el 12 de julio en Gasteiz tiene pues su lado de reto deportivo para ella además de las ganas de reivindicar el deporte femenino. De hecho, durante estos meses en los que prepara la prueba y hasta que se celebre la misma su "marca" Amabikila se ha transformado en IronwomanAmabikila para "reivindicar a las mujeres en este deporte, el triatlón". La basauritarra nunca ha intentado hacer una prueba de estas características, pero ha completado entre otras, 19 maratones.

Noticias relacionadas

noticias de deia