Entre 2 y 6 años de cárcel para un grupo que prostituía a mujeres en Bizkaia

En total han sido condenadas seis personas que captaban a mujeres originarias de Nigeria

12.07.2021 | 12:25
El grupo obligaba a las mujeres a ejercer la prostitución, algunas de ellas en la calle Cortes de Bilbao

La Audiencia de Bizkaia ha condenado a un grupo de seis personas a entre 2 y 6 años de prisión por haber organizado una trama de trata de mujeres procedentes de Nigeria a quienes obligaban a ejercer la prostitución.

La sentencia de la sección primera de la Audiencia vizcaína ha condenado seis años de prisión a tres integrantes del grupo por un delito de favorecimiento de la inmigración ilegal y les ha impuesto siete meses más de condena por el delito trata de seres humanos y un delito de prostitución coactiva a la pena.

A otra mujer le impone dos años como autora de un delito de prostitución coactiva, condena a otro hombre más como autor de un delito de favorecimiento de la inmigración ilegal y estima que la sexta integrante del grupos es autora de un delito de blanqueo de capitales y le impone seis meses de prisión.

Todo el grupo se dedicaba desde 2016 a "captar mujeres jóvenes en su país de origen, Nigeria, con el fin de hacerlas llegar de forma irregular a España para explotarlas sexualmente".

El tribunal ha constatado que lo conseguían "aprovechándose de su situación de precariedad económica en su país natal" y, tras someterlas "a ceremonias de vudú que generaban en las jóvenes un estado de intenso temor, las obligaban a pagar importantes cantidades de dinero como supuesta deuda por el viaje".

Las víctimas relataron que la organización les prometía trabajo o la posibilidad de terminar sus estudios y que en el viaje desde Nigeria eran obligadas a subir en lanchas hinchables a pesar de que algunas no sabían nadar y viajaban junto con otras ciento cincuenta personas. Tras varios días en la lancha, fueron rescatadas y trasladadas hasta un campo de refugiados de Italia.

Una mujer relató en el juicio que "fue obligada a la ejercer la prostitución en la zona de la calle Cortes de Bilbao en condiciones penosas y larguísimas jornadas, y ello para pagar una deuda que su tratante fijó en 35.000 euros", y que le amenazaron de muerte si se escapaba.

noticias de deia