Presupuestos de Bizkaia

Bizkaia aprueba las cuentas de 2021 para salir de la crisis del coronavirus

La oposición votó en contra de los presupuestos 2021 con una deuda de 295 millones de euros

24.02.2021 | 11:50
El pleno en Gernika aprobó las cuentas del presente año.

Los 33 votos de los grupos del PNV y PSE fueron los que avalaron ayer en las Juntas Generales de Gernika el proyecto de presupuestos forales de Bizkaia para el presente año. Unas cuentas con un gasto departamental de 1.358 millones de euros, un 5,8% más que el pasado ejercicio, y a las que votaron en contra los tres grupos junteros de la oposición. Los presupuestos de 2021 incorporan un endeudamiento de casi 295 millones de euros para asumir los proyectos que "nos van a permitir afrontar las consecuencias de la crisis", indicó el portavoz del PNV, Mikel Bagan, en la defensa de la norma foral.

Todos los grupos mantuvieron en sus intervenciones la actitud y decisiones planteadas, tanto en el pasado pleno día 3, en el que se debatieron las dos enmiendas a la totalidad presentadas por Elkarrekin Bizkaia y EH Bildu, como en la defensa de las enmiendas parciales. El grupo Popular se unió a las otras dos formaciones políticas en la oposición al no entender que no se hubiera llegado a acuerdo alguno para no aprobar ninguna de las más de 600 enmiendas parciales presentadas, acusando por ello a PNV y PSE de no querer negociar. Su representante, Amaia Fernández, especificó que "han establecido un punto y seguido" y se emplazó a finales de este año "para comprobar que estas cuentas son útiles o una oportunidad perdida para Bizkaia".

"Sin argumentos serios"


Por su parte, Amaia Urkaregi, portavoz de EH Bildu, aseguró que "no podemos seguir como si nada hubiera pasado", en referencia a las consecuencias que tiene la pandemia del coronavirus y acusó a los grupos que apoyan al gobierno foral de "no plantear argumentos serios" para el rechazo de las enmiendas parciales.

También la representante de Elkarrekin Bizkaia, Eneritz de Madariaga, concretó que "no es momento de actuar con conservadurismos" y dijo que "el proceso de negociación no ha sido serio y solo ha servido para demostrar su fuerza", en relación a la mayoría de junteros que suman PNV y PSE. En este escenario todos los votos de la oposición al proyecto de cuentas, 18 en total, fueron negativos y no hubo abstención alguna.

Juan Otermin, por el PSE, se encargó de ensalzar las virtudes de unas cuentas que "refuerzan y mejoran los servicios sociales y el transporte y cuya inversión pública va a crear empleo", afirmó. Para el portavoz socialista son unos presupuestos "realistas y contrastados" para "atender lo urgente". Incluyen "medidas de choque" en estos tiempos de pandemia y medidas "alineadas" con los objetivos europeos en relación a los servicios sociales, el desarrollo sostenible y la reactivación de la economía y el empleo. Por todo ello, afirmó, "el 63% de esta cámara va a apoyar la norma".

Por su parte, Mikel Bagan, en representación del PNV, detalló que las cuentas son producto del consenso y negó las acusaciones de la oposición en cuanto a la voluntad de tramitar alguna de las enmiendas parciales, afirmando que "son ustedes quienes no han querido entrar en la negociación". Defendió que las políticas y proyectos incluidos en los presupuestos "han sido refrendados por los vizcainos en las urnas" y destacó que la Diputación contará con 75,2 millones más respecto al presupuesto del año pasado, pese a que los ingresos han caído como consecuencia de la menor recaudación generada en 2020. El aumento presupuestario es debido al endeudamiento de 294,3 millones. En su repaso por departamentos puso en valor que 43 de cada 100 euros del presupuesto de gestión propia irá destinado al área de Acción Social y sus políticas sociosanitarias.

noticias de deia