El Aeropuerto de Bilbao no volverá a los niveles de 2019 hasta 2024

Loiu ha recuperado más del 50% de operaciones y se confía en continuar con esa recuperación progresiva

08.08.2020 | 11:21
El aeropuerto de Loiu ha ido recuperando los vuelos

La directora del Aeropuerto de Loiu, Cristina Echeverria, ha afirmado que el aeródromo ha recuperado, en la actualidad, más del 50% de las operaciones de agosto del pasado año, pero cree, en línea con las estimaciones generales de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que será, a partir de 2024, cuando esta infraestructura podrá recuperar los niveles de actividad de 2019.

En una entrevista a Europa Press, Echeverria ha explicado que, tras unos meses en los que ha habido días con el aeropuerto sin "ninguna actividad", a finales de junio se empezaron a recuperar algunos vuelos.

Por lo tanto, el aeropuerto de Loiu, según ha apuntado, está en un proceso de "recuperación progresiva" y, en la actualidad, ha recuperado algo más del 50% de las operaciones que tuvieron en agosto del pasado año.

"No es la situación ideal, pero, teniendo en cuenta que venimos de unos meses de prácticamente parón, es una recuperación que no es nada despreciable", ha destacado.

147 VUELOS ESTE FIN DE SEMANA

Según los datos aportados por Cristina Echeverria, esta semana no se ha bajado de 70 operaciones al día, una cifra todavía alejada de las 140 ó 150 de agosto del pasado año. En concreto, este viernes se operaron 75 vuelos, para este sábado hay 66 previstos y para el domingo, 81, lo que hace un total de 147.

Echeverria ha destacado que se han recuperado mucha rutas internacionales y, en concreto, ya desde la próxima semana se ofrecerán hasta 17 destinos en el exterior, que son "la mayoría" que se estaban operando en otros veranos, aunque con menores frecuencias.

Según ha destacado, al inicio del verano la perspectiva era que iba a ser un verano "muy doméstico", principalmente de rutas a destinos nacionales, pero, tras abrirse las fronteras, empezaron algunos vuelos con Alemania y, progresivamente, se han ido incorporando más destinos.

Según ha subrayado, se fueron recuperando las rutas con los grandes 'hubs' como Amsterdam, París, Londres y también otros destinos como Lisboa, entre otros, pero todavía no se han recuperado otras rutas más turísticas como la de Atenas o Malta.

La directora del aeropuerto de Loiu ha recordado que, de enero a junio, la cifra de pasajeros ha caído un 67,2% respecto al mismo periodo del año anterior, pero ha indicado que, durante las últimas semanas, "se nota que la gente se está animando a volar" frente a días en los que la ocupación ha sido "muy baja" e incluso "se ha visto algún avión sin pasajeros".

OCUPACION RAZONABLE

"Ahora estamos en ocupaciones mucho más razonables", ha destacado Echeverria, que no ha querido estimar en cuánto será la caída de pasajeros este año, pero ha precisado que van a quedar "muy lejos" de las cifras de 2019, que se cerró con 5.905.804 pasajeros.

Echevarria ha señalado que en el Aeropuerto de Loiu como en todos los del resto del Estado y de Europa se están tomando "muchas medidas" para evitar aglomeraciones y garantizar la seguridad de los pasajeros. En este sentido, ha apuntado que no se está constatando una propagación del virus relacionada con la actividad del aeropuerto o del transporte aéreo en general.

"Nuestros pasajeros pueden tener la tranquilidad de que se están haciendo las cosas bien y los aeropuertos o aviones no son espacios que se estén relacionando, para nada, con la propagación de la enfermedad", ha afirmado.

Además, ha asegurado que el sector del transporte aéreo "ha sufrido y está sufriendo mucho" y no se ha enfrentado "a una crisis igual, nunca". "Esto nos va a cambiar al transporte aéreo de una manera radical", ha indicado.

CIERTO OPTIMISMO.

No obstante, cree que hay datos para "cierto optimismo", pero la evolución del aeropuerto "va a depender mucho de la respuesta en general de la sociedad a la enfermedad y de cuándo se cuente con una vacuna o remedios eficaces".

En este sentido, ha asegurado que no es "una buena noticia" la confirmación de que Euskadi afronta una "segunda ola" del coronavirus, porque eso "coloca en una situación de más debilidad" y, tras recordar que la previsión era continuar a lo largo del verano con la recuperación progresiva para "volver a los valores anteriores", ha manifestado que hay que ser consciente de que dependen de la evolución de la pandemia.

"Estamos directamente relacionados con el turismo. Nuestra parte internacional y cómo nos vean fuera es muy importante para nuestro negocio", ha subrayado, para calificar de "fortaleza" que el aeropuerto de Loiu tenga un perfil de cliente y destinos "repartido".

En relación al momento en el que esperan una recuperación a los niveles de actividad normal del aeropuerto, Echeverria ha reconocido que es "complicado" y localmente no tienen elementos para dar "un dato con cierta consistencia". No obstante, ha apuntado que IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) señala que se volverán a alcanzar los niveles de 2019 a partir del 2024 y, en el caso de Loiu, no tienen una "previsión mejor" y se queda, por tanto, con esa estimación también para el caso del aeropuerto bilbaíno.

A PARTIR DE 2024

"Hablan de que será a partir de 2024 cuando se recuperarán las cifras del 2019. Ojalá que en Bilbao lo podamos hacer de una manera ordenada, contribuyendo a que las cosas vayan bien, de una manera progresiva, sin caídas y subidas bruscas", ha afirmado.

Ante medidas tomadas esta semana por países como Alemania, Francia y Bélgica que han reforzado los controles sanitarios obligatorios para los viajeros que lleguen desde España, la directora del aeropuerto de Loiu ha manifestado que están "atentos a las decisiones que toman otros" y van a tener que seguir gestionando la actual "incertidumbre". "Sin bajar la guardia y manteniendo las medidas, que, de momento, están siendo eficaces", ha manifestado.

Por otro lado, ha señalado que no se van a parar ninguna de las inversiones comprometidas y están "todas en curso", pero ha reconocido que, para el futuro, es posible que las obras que estaban en fase de planificación se tengan que "redefinir en su alcance o en el momento en que se deban iniciar".

Sobre el impacto de la crisis en las aerolíneas, ha afirmado que las compañías están sometidas a "mucho estrés", pero, de momento, ninguna ha manifestado que "vaya a dejar de operar permanentemente en el Aeropuerto de Loiu".

MAS ENLACES

Echeverria ha manifestado que seguirán trabajando, como lo venían haciendo hasta ahora, para tener cada vez más enlaces y más compañías se animen a operar en el Aeropuerto. Además, ha destacado que Aena ha puesto en marcha una política de incentivos con una "rebaja muy importante" en la tasa de aterrizaje. "Esperamos que se animen a reiniciar la actividad, a aumentar el número de frecuencias y de asientos disponibles", ha añadido.

Sobre las medidas para minimizar la crisis, Echeverria ha subrayado que participan en un grupo de trabajo de conectividad aérea junto con instituciones como el Gobierno vasco, el Ayuntamiento de Bilbao, la Diputación de Bizkaia y también Bilbao Air, y cuentan con una "estrategia conjunta" para dirigirse a la compañías aéreas y exponerles el atractivo del Aeropuerto de Bilbao.

"Ha sido muy relevante para conseguir el crecimiento que hemos venido experimentando en los últimos años y ahora hablamos de recuperar la actividad. El grupo ha reorientado su objetivo para tratar de, cuanto antes y de la mejor manera posible, volver a recuperar el tráfico que teníamos", ha concluido.