Referencia para el resto de puertos

La metodología creada en Bilbao será la que tengan que aplicar otras entidades para obtener el certificado

09.02.2020 | 05:09

Santurtzi - Marcel Gómez, responsable de la empresa medioambiental independiente que auditó todos los datos recogidos, especificó ayer a DEIA que "Bilbao es el primer puerto de todos los existentes al que se le otorga la declaración ambiental de producto". Tan solo el puerto sueco de Gotemburgo inició un proceso similar, pero no llegó a concluirlo.

De esta forma la Autoridad Portuaria de Bilbao se constituye como la entidad de referencia en materia de sostenibilidad para el resto de puertos y se "coloca en una posición de liderazgo a nivel mundial", apostilló el especialista. Esto supone que a partir de ahora cualquier instalación portuaria que quiera obtener el mismo certificado tendrá que seguir los pasos y la metodología creada en Bilbao, que ha sido avalada por el Sistema EPD Internacional.

Otro elemento novedoso es que estas certificaciones se efectúan casi en su totalidad para dar fe del impacto ambiental del ciclo de vida de un producto, como por ejemplo en los sectores de la construcción o la alimentación, pero no para una serie de servicios como ocurre en los muelles de Santurtzi y Zierbena.

La Fundación Tecnalia ha sido el apoyo necesario para que el Puerto de Bilbao marque este hito medioambiental tan importante. Su responsable del área de Seguridad y Medio Ambiente, Aritz Alonso, desgranó ayer las dificultades que se encontraron a la hora de diseñar todo el proceso "por ser la primera vez que se acometía" y también por la infinidad de factores que había que analizar para conseguir unos baremos que se pudieran cuantificar. Lo resumía diciendo que se ha conseguido concretar "la mochila ecológica que presta cada servicio en el puerto".

Alonso agradeció la paciencia que tuvieron las empresas privadas que colaboraron en el proceso, por los cuestionarios que tuvieron que rellenar a lo largo de los dos años y medio que duraron los trabajos.

Tras el certificado entregado ayer, los implicados se fijaron como objetivo reducir las cifras contaminantes y esperan llevar a cabo otro proceso de evaluación para que dentro de cinco años las nuevas cifras recogidas indiquen si se alcanzan los objetivos de sostenibilidad. - A. G. A.

noticias de deia