REFORMA DEL Impuesto sobre Bienes Inmuebles

Bizkaia establece un gravamen de un 0,2 a un 0,8% a bienes de características especiales

EH Bildu, Podemos y PP proponen cambios en los recargos a vivienda vacía, que los grupos del Gobierno foral rechazan

08.02.2020 | 21:39
Unai Rementeria y Jose María Iruarrizaga

Bildu, Podemos y PP proponen cambios en los recargos a vivienda vacía, que el Gobierno foral rechaza

GERNIKA. El diputado de Hacienda, José María Iruarrizaga, ha destacado que esta iniciativa se enmarca en la actualización del Catastro que se inició en 2015 y se acomete, tras la efectuada sobre los bienes inmuebles rústicos y urbanos, para revisar los bienes que no entran en esa catalogación y que incluyen el aeropuerto, las presas, los parques eólicos o los embalses, entre otros.

En este marco, la norma aprobada introduce el gravamen que pagarán estos bienes inmuebles de características especiales, para lo que se establece un mínimo del 0,2% y un máximo del 0,8% para el tipo que cada ayuntamiento, "en el marco de su autonomía municipal", podrá establecer, ha detallado el diputado, que ha destacado que el IBI representa "un ingreso importante" para los municipios.

Una vez aprobada la norma por las Juntas, los ayuntamientos vizcainos aprobarán en 2019 el tipo impositivo y el impuesto se devengará el 1 enero de 2020.

Por otro lado, el texto también contempla la exención de recargos sobre bienes inmuebles de uso residencial desocupados a aquellos que sean propiedad de la administración pública y que estén incluidos en la oferta de vivienda pública de alquiler.

EH Bildu y Podemos han presentado sendas enmiendas, en las que solicitaban que los ayuntamientos puedan establecer un recargo de hasta el 150% a las viviendas vacías. El PP, por su parte, ha presentado otra enmienda en la que apostaba por eliminar estos recargos. Todas ellas han sido rechazadas.

De este modo, el grueso de la nueva norma ha sido aprobada por unanimidad, mientras que el artículo enmendado ha prosperado con los votos a favor de los grupos del Gobierno foral, PNV y PSE.

DEBATE

En el debate de la norma, la juntera del PNV Ainara Aretxabaleta ha destacado que, en su elaboración, se ha tenido en cuenta en todo momento, la opinión de los ayuntamientos y su "realidad". Asimismo, ha considerado que el actual límite del recargo para viviendas vacías es el "correcto y adecuado".

La apoderada del PSE Isabel Cadaval también ha remarcado "el grado de interlocución" con los ayuntamientos y el "respeto a la autonomía municipal" que ha existido en esta norma. Asimismo, ha rechazado las enmiendas de los tres de los grupos de la oposición, que "se mueven entre el todo y el nada" en relación al recargo a viviendas vacías.

Por su parte, la juntera de EH Bildu ha valorado que se aborde, aunque "con retraso", el IBI de los bienes inmuebles de características especiales. Por otro lado, ha insistido en la necesidad de que el recargo a la vivienda vacía sea "mayor".

La apoderada de Podemos Eneritz de Madariaga ha esperado que este gravamen "diferenciado" para los BICES sea "positivo" para la "suficiencia financiera" de los municipios. Asimismo, ha apelado a incrementar el recargo a la vivienda vacía para contribuir a "romper la burbuja de precios" de alquiler.

Por el contrario, el portavoz del PP, Javier Ruiz, ha considerado que las medidas de recargo a la "mal llamada" vivienda vacía son "ineficaces" y, por ello, ha apostado por eliminarlas. En su opinión, plantear exenciones "para casos puntuales" es "insuficiente".

Por su parte, el apoderado del Grupo Mixto Arturo Aldecoa ha advertido de que el problema de la vivienda no se resuelve "subiendo impuestos". "Permitir un recargo del 150% hará feliz al ayuntamiento pero, desde luego, no va a solucionar el fondo del problema", ha añadido.