Neutralizado un artefacto explosivo hundido frente a la bocana del puerto de Pasaia

Podría ser una bomba de aviación procedente de la Guerra Civil

02.04.2021 | 12:42
La guardia Civil neutraliza un artefacto explosivo en la bahía de Pasaia.

Submarinistas de la Guardia Civil han neutralizado un artefacto explosivo hundido frente a la bocana del Puerto de Pasaia en Gipuzkoa que localizaron mientras hacían actividades en la zona y que podría ser una bomba de aviación procedente de la Guerra Civil.

El artefacto ha sido neutralizado mediante explosión controlada por el Grupo de Desactivación de Explosivos de la Armada para la Zona del Cantábrico, con el apoyo del escalón sanitario del Regimiento Tercio Viejo de Sicilia y embarcaciones de la Guardia Civil, según ha informado la subdelegación del Gobierno central en Guipúzcoa.

El artefacto fue localizado el pasado viernes 26 de marzo por un equipo de submarinistas de la Guardia Civil pertenecientes al GEAS de Logroño (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas), mientras realizaban actividades de vigilancia y protección del patrimonio subacuático en la zona exterior de la bocana del Puerto de Pasaia, hallaron a 25 metros de profundidad y cubierto de sedimentos marinos, un proyectil de aproximadamente 1'30 metros de longitud.

Tras señalizar adecuadamente la zona para advertir a otros posibles buceadores, se comunicó la incidencia al Centro de Operaciones y Vigilancia de Acción Marítima de la Armada (COVAM), con sede en Cartagena, donde tras analizar las fotografías que se le remitieron, se valoró que efectivamente podría tratarse de un artefacto explosivo. Este artefacto podría proceder de la Guerra Civil.

No es la primera vez que se localizan artilugios explosivos similares por la zona. Se determinó entonces activar al Grupo de Desactivación de Explosivos de la Armada para la Zona del Cantábrico (GEDE-Ferrol).

A la vista de las condiciones climatológicas y de mar previstas en el punto del hallazgo, el GEDE-Ferrol, con el apoyo del escalón sanitario del Regimiento Tercio Viejo de Sicilia y de varias embarcaciones del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, y tras haberse adoptado todas las medidas de seguridad en el entorno, procedió en la mañana del 1 de abril, a su neutralización mediante una explosión controlada, finalizando la intervención con la recogida y posterior traslado de los restos.