Se ultima la estabilización de la zona donde se cree que están los trabajadores

El Gobierno vasco confía en sofocar para mañana todos los incendios del vertedero

Las máquinas trabajan ya sobre el terreno para atajar los tres focos que emiten dioxinas y furanos a la atmósfera

16.02.2020 | 06:15
Maquinaria pesada trabaja en el vertedero con el fin de sofocar los focos de incendio existentes en el mismo.

Zaldibar - El Gobierno vasco confía en tener sofocados hoy, o mañana a más tardar, los incendios del vertedero de Zaldibar que emiten dioxinas y furanos a la atmósfera, y que obligaron al departamento de Salud a lanzar una alerta a los vecinos de Eibar, Ermua y Zaldibar para reducir el riesgo a su exposición. Las máquinas que atajan los tres focos comenzaron ayer a trabajar sobre el terreno, arrojando tierra sobre las llamas, después de culminar los trabajos para habilitar los accesos a las zonas todavía "inestables", advirtieron ayer desde el Ejecutivo de Gasteiz.

El departamento de Salud del Gobierno vasco emitió el viernes por la tarde un aviso en el que recomendaba a los vecinos de las tres localidades colindantes con el vertedero que se derrumbó el pasado día 6 que mantuvieran las ventanas cerradas el mayor tiempo posible, en especial por la noche, y que reduzcan las actividades deportivas al aire libre, debido a las toxinas liberadas por la quema de plástico y material con cloro en el vertedero derrumbado, en cantidades entre cuarenta y cincuenta veces superior a los valores de referencia.

La comisión técnica de coordinación del desprendimiento del vertedero se volvió a reunir ayer, como cada día, en el Ayuntamiento de Zaldibar. Al finalizar el encuentro, que se prolongó cerca de dos horas, el secretario general de Presidencia del Gobierno vasco, Jesús Peña, anunció que ayer mismo las máquinas comenzaron a atacar los incendios que siguen vivos en el vertedero, después de que culminaran los trabajos desarrollados durante los dos días anteriores para habilitar los accesos a dichos puntos. Se trata de varias retroexcavadoras y un brazo de 23 metros que avanzan con precaución, ya que se trata de una zona inestable.

Existen tres focos de fuego, situados en las zonas alta, media y baja del vertedero. Los dos primeros son los que generan la gran humareda visible a distancia, mientras que las llamas que se ven, sobre todo por la noche, corresponden al punto más elevado. Están situados en un talud de veinte metros al fondo del vertedero, lo que dificulta el acceso. Los primeros esfuerzos se centraron ayer en sofocar los focos medio y bajo, y hoy se intentará acceder a la parte alta, ya que es la que más inestabilidad presenta y, por lo tanto, es más difícil de llegar para las máquinas.

El Gobierno vasco confía en que entre hoy y mañana, a más tardar, puedan ser sofocados los incendios provocados por el metano acumulado entre los residuos, algo habitual en los vertedero. La única forma de combatir las llamas es arrojar tierra sobre ellas, utilizando para ello la tierra del propio talud, ya que los intentos para hacerlo con agua por vía aérea, como ya se probó la semana pasada con un helicóptero llegado de Cantabria, no fueron positivos. "Las perspectivas de poder contener el incendio en los próximos días son muy buenas", confió la viceconsejera de Medio Ambiente, Elena Moreno. Esa extinción, prosiguió, será "clave" para minimizar la contaminación atmosférica existente y poder levantar la alerta.

Por su parte, el viceconsejero de Salud, Iñaki Berraondo, lanzó un mensaje de tranquilidad a los vecinos de la zona ya que, pese a los olores que se perciben de forma notoria en las inmediaciones del lugar del derrumbe, estos no suponen un riesgo para la salud. Y es que, según explicó, los altos índices de dioxinas y furanos registrados no ponen en peligro a la población del entorno, salvo que las exposiciones se prolonguen en el tiempo. Lo peligroso de las dioxinas y los furanos, señaló Berraondo, es su acumulación en el cuerpo. Por eso, las medidas de alerta lanzadas tienen un carácter "preventivo" y son, a juicio del doctor Jesús Ibarlucea, "muy conservadoras". "Estar en la calle no implica un riesgo agudo. Se necesita mucho tiempo de exposición para crear un peligro grave", detalló el experto. "Lo que hay que procurar es no estar expuesto durante mucho tiempo a lo largo de toda nuestra vida". También señalaron que no es necesario el uso de mascarillas para prevenir la inspiración de sustancias tóxicas -de hecho, señalaron que "no tendría ningún sentido" utilizar las que se usan para combatir el coronavirus- y especificaron que niños y mujeres embarazadas pueden ser considerados población de riesgo.

Sobre la tardanza en lanzar esta alerta, siete días después de que prendiera el primer incendio en el vertedero, el viceconsejero explicó que existen "muy pocos laboratorios" que realizan estas analíticas por la complejidad técnica que entrañan -de hecho fueron enviadas "vía urgente" a las instalaciones del CSIC, en Madrid- y los resultados no se obtienen hasta cuatro días después. De hecho, los que motivaron la alerta fueron recogidos el pasado domingo. "Si hubiéramos pensado que nos íbamos a encontrar con estos niveles de dioxina, obviamente habríamos tomado medidas antes", reconoció Peña, "pero todos los análisis del resto de componentes, como amianto o metales, no habían dado resultados negativos o estaban dentro de parámetros normales".

Estas mediciones, según explicó la responsable del servicio de Aire del Gobierno vasco, Saioa Ferro, no suelen ser habituales en este tipo de incidentes y citó que dioxinas y furanos también se generan "en otros incendios, como los forestales o las hogueras de San Juan, lo que ocurre es que no se analizan".

Nuevos puntos de muestreo Desde el viernes hay establecidos dos medidores más de estos indicadores de calidad del aire en el barrio Eitzaga de Zaldibar y en Eibar -los muestreos positivos fueron recogidos en un punto más cercano a los incendios-, y fueron enviadas también las mediciones de 48 horas realizadas los días 10 y 11, y 12 y 13, cuyos resultados no se conocerán hasta el próximo jueves.

Al detalle