Localizada en Biriatou la menor desaparecida de su domicilio en Errenteria desde el 11 de diciembre

La policía detectó su presencia a bordo de un autobús procedente de París con destino a Madrid

10.01.2020 | 17:00

La Policía Nacional ha localizado este pasado jueves a una menor, de origen rumano y vecina de Errenteria, que permanecía desaparecida de su domicilio desde el pasado día 11 de diciembre, durante el desarrollo de un control documental aleatorio realizado en el paso fronterizo de Biriatou.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en el País Vasco, en el citado control los policías, adscritos al Grupo de Controles de la Brigada Local de Extranjería y Fronteras de Irun, detectaron la presencia de la menor a bordo de un autobús procedente de París con destino a Madrid.

Una vez en el interior del vehículo y mientras los agentes solicitaban la documentación a los pasajeros, observaron como dos personas mantenían una actitud "nerviosa y esquiva" ante la presencia policial, "intentando hacerse los dormidos" para evitar facilitar su documentación.

Por este motivo, los policías procedieron a identificarles con el fin de realizar las gestiones oportunas, tras las que comprobaron que se trataba de D.C., varón de 20 años de edad, también de nacionalidad rumana y vecino de Hernani, el cual viajaba en compañía de M.G.R., de 17 años de edad, chica cuya desaparición fue denunciada por sus familiares en la Comisaría de la Ertzaintza en Errenteria el pasado 11 de diciembre.

Pese a afirmar en un primer momento que había nacido en el año 2001 y no en el 2002 -fecha que figuraba en su documentación- la menor manifestó a los policías finalmente tener 17 años y haberse fugado de su domicilio familiar, huyendo con su novio, el también identificado junto a ella a bordo del autobús.

Por este motivo, los policías procedieron a bajar a ambos jóvenes del vehículo y a trasladarlos a las dependencias de la Policía Nacional en Irun, para una vez allí hacer entrega de la menor a sus progenitores. Por su parte, su acompañante abandonó estas dependencias una vez se realizaron las comprobaciones necesarias.

Estos controles, desarrollados en el marco de lo dispuesto por la UE en lo relativo al cruce de fronteras interiores en territorio Schengen, y ante el incremento de ciudadanos procedentes de países ajenos a la Unión Europa que se desplazan en vehículo por el puente Internacional de Biriatou, son llevados a cabo habitualmente por la Policía Nacional en Gipuzkoa, habiendo permitido el pasado año la localización y detención de una veintena de personas con reclamaciones judiciales vigentes. EP