Las ikastolas concertadas piden un consenso "sin líneas rojas" para la nueva ley

Ikastoleen Elkartea ha reclamado un modelo de inmersión lingüística real en la ponencia parlamentaria creada en torno al proyecto de ley de Educación de Euskadi

17.11.2021 | 16:24
Koldo Tellitu, presidente Ikastolen Elkartea

La federación de ikastolas concertadas, Ikastoleen Elkartea, ha pedido a los grupos parlamentarios un acuerdo "amplio" para consensuar la nueva ley de Educación, acuerdo para el que consideran que no hay que poner "líneas rojas" en un momento "histórico" para organizar el sistema educativo.

El presidente de Ikastolen Elkartea, Koldo Tellitu, y el director general, José Luis Sukia, han intervenido este miércoles en la ponencia del Parlamento Vasco creada para definir las bases del acuerdo para la nueva normativa en la que trabaja el Gobierno de Vitoria.

Esta asociación que agrupa a ikastolas privadas concertadas ha solicitado a los partidos que "allanen el camino" para esta ley. "Sabemos que es difícil, hay muchos factores externos, pero estamos en un momento histórico", han señalado.

Ambos han llamado a "salir de la trinchera, a dialogar y a acordar" para poder alcanzar "acuerdos entre diferentes". "Las ikastolas estamos preparadas, queremos debatir y acordar sin líneas rojas porque eso es lo que nos demanda nuestra sociedad y no podemos fallarle", han señalado.

En cuanto al euskera, los representantes de Ikastolen Elkartea han pedido que se deroguen los modelos lingüísticos y que se establezca un modelo de "inmersión real".

La segregación escolar es a su juicio uno de los mayores problemas del sistema educativo que "hay que resolver como país".

En este sentido, han abogado por "conseguir la inclusión social de todos estos sectores, respetando y manteniendo el carácter de cada uno", al tiempo que han pedido a los colectivos afectados que "asuman y acepten el carácter vasco y superen la situación de exclusión".

"Las ikastolas han planteado una solución posible: obligar a todos los centros a recoger de forma progresiva al alumnado en situación de vulnerabilidad social, en la cantidad que les corresponda en función de su ámbito hasta establecer un equilibrio", han defendido.

Asimismo, han abogado por que todos los centros educativos "sean capaces de desarrollar una autonomía real" para desarrollar su proyecto educativo, definir su organización interna, gestionar sus recursos materiales y humanos y para disponer de su propio presupuesto.

Por la ponencia parlamentaria van a pasar a lo largo de varias semanas unos 90 comparecientes para hacer aportaciones al proceso previo a la aprobación del proyecto de ley de Educación de Euskadi.

noticias de deia